Las universidades públicas dispondrán de 25,3M€ para mejorar infraestructuras de investigación

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha aprobado este jueves la concesión de subvenciones por un importe total de 25.305.418 euros para el Programa de Infraestructuras de Investigación y Desarrollo Tecnológico 2013-2015, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y con el que se pretenden prorrogar las inversiones previstas en el Programa 2010-2012.

De la cantidad total asignada a las universidades de la Comunidad el 80 por ciento lo aportarán los fondos FEDER con un total de 20.244.334 euros, mientras que el 20 por ciento restante procederá de la Junta de Castilla y León (5.061.083 euros).

La financiación en cuestión se distribuirá entre las instituciones académicas durante los próximos tres años. De esta forma, la Universidad de Burgos recibirá 5.557.422 euros; la Universidad de León percibirá 5.310.521 euros; la Universidad de Salamanca contará con 7.413.237 euros; y la Universidad de Valladolid dispondrá de 7.024.236 euros.

"El Programa operativo FEDER de Castilla y León 2007-2013 tiene como prioridad el desarrollo de la economía del conocimiento y, dentro de este, la promoción de las infraestructuras de I+DT y los centros de cualificación en una tecnología específica", han explicado fuentes de la Junta.

De este modo, finalizada la vigencia del Programa anterior y dado que el Programa Operativo del FEDER permite extender hasta el 31 de diciembre de 2015 el periodo para subvencionar el gasto, las instituciones consideran "necesario" prorrogar la inversión.

El presupuesto global previsto para las actuaciones del presente Programa es de 25.305.418 euros, lo que se corresponde con el presupuesto prorrogado del 2010-2012. En concreto, durante ese periodo se ejecutó el 37,76 por ciento (15.354.581 euros) del total previsto (40.660.000 euros), debido principalmente a problemas de las empresas adjudicatarias de las obras de las infraestructuras científicas.

"Los objetivos del nuevo programa, al igual que de su predecesor, son la creación, construcción y desarrollo de centros de investigación; grandes instalaciones y pequeñas infraestructuras vinculadas a la I+D; equipamiento científico-tecnológico; instalaciones, instrumentos y redes de alta velocidad, necesarias para progresar en labores de investigación, permitiendo el uso compartido como mecanismo para maximizar la rentabilidad de las inversiones y generalizar su uso, fomentando las relaciones entre los distintos agentes del sistema y, en particular, entre la universidad y la empresa", han detallado las fuentes de la información.

Las actuaciones de este programa, que serán financiadas a través de subvenciones directas y gestionadas por la Dirección General de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación, se seleccionarán mediante la contemplación de las propuestas de las Universidades y estarán relacionadas con el desarrollo de infraestructuras vinculadas con actividades I+D+I y con una reorientación de las tecnologías de la información y la comunicación.

En cuanto a la vigencia de este programa, se extenderá del 1 de enero del 2013 hasta el 31 de diciembre de 2015.