Las temperaturas subirán a partir del miércoles y el jueves llegará la primera ola de calor del verano

La AEMET espera que julio sea un mes caluroso.

 

La inestabilidad en altura provocará este lunes y martes tormentas en buena parte del cuadrante nordeste peninsular y las temperaturas comenzarán a subir gradualmente a partir del miércoles, dando paso el jueves al inicio de la primera ola de calor del verano, ya que se esperan temperaturas "significativamente altas" que se mantendrán, al menos hasta la próxima semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

Así, la portavoz de la AEMET, Raquel Romero, ha explicado que este lunes y martes habrá inestabilidad en altura que provocará tormentas en distintos puntos del noreste peninsular. Concretamente, este lunes las tormentas comenzarán a partir de las primeras horas de la tarde por el nordeste y se irán extendiendo por la tarde a todo el cuadrante noreste y algunos puntos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

 

El martes la actividad tormentosa comenzará antes, desde las 10.00 horas de la mañana aproximadamente y afectará a las mismas zonas, que incluyen la sierra de Madrid aunque no parece probable que lleguen a la capital.

 

Romero ha añadido que a últimas horas del martes irá desapareciendo la inestabilidad en altura y comenzará una subida progresiva de los termómetros y a partir del jueves habrá "temperaturas significativamente altas" y comenzará la primer ola de calor del verano que afectará, sobre todo, a la mitad suroeste aunque también a la mitad norte del país.

 

OLA DE CALOR DURADERA

 

"Durará y parece que se mantendrá bastantes días. Probablemente, todo el fin de semana entero", ha indicado la portavoz que ha manifestado que hay indicios de que esta situación de calor podría seguir algunos días más.

 

De este modo, ha adelantado que se superarán los 40 grados centígrados en Extremadura y algunos puntos de Andalucía; los 38 grados centígrados en Madrid; los 30 grados centígrados en el tercio norte. En la mitad este se prevén unos 30 grados centígrados en la costa y unos 32 grados centígrados en el interior.

 

Asimismo, ha explicado que de acuerdo a la tendencia mensual este mes de julio se esperan temperaturas por encima de lo normal, especialmente en el oeste y ha añadido que únicamente se prevén ligeramente por debajo de lo normal en las costas del Cantábrico, Mediterráneo y de Canarias. En cuanto a las precipitaciones, este mes serán normales en casi toda España y ligeramente por debajo de las normales en el Cantábrico.

 

Por último, ha precisado que este fin de semana se registraron algunas efemérides, ya que el 29 de junio se alcanzaron en Las Palmas de Gran Canaria 29,4 grados centígrados, superando así a la máxima histórica de junio, de 29 grados centígrados, que se registró en 1983. Por su parte, en el observatorio de Izaña (Tenerife) se dio este domingo la mínima más alta que, con 17,8 grados centígrados, superó las mínimas del registro histórico (1971-2000).

 

Finalmente, ha añadido que este domingo se alcanzaron 38,6 grados centígrados en Córdoba, 37,5 grados centígrados en Sevilla, 33,3 grados centígrados en Madrid y que el valor mínimo de las máximas en los observatorios principales fue el de San Sebastián, donde no se superaron los 18,7 grados centígrados.