Las temperaturas bajarán notablemente en el interior en un lluvioso Domingo de Resurrección

 El último día de la Semana Santa llegará acompañado de una notable bajada de las temperaturas en el interior, que será más moderada en los litorales.

Las temperaturas máximas peninsulares se moverán entre los 12 grados que se esperan en Burgos y Soria y los 25 estimados para Alicante, Murcia y Valencia. Por su parte, las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios.

 

   Se esperan chubascos débiles o moderados que podrían llegar acompañados de tormentas a gran parte de la Península salvo en el área de Levante, donde habrá intervalos de nubosidad media y alta.

 

   Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los chubascos serán más intensos en el sur de Extremadura y en Andalucía occidental, donde serán localmente fuertes o persistentes, y menos probables en el oeste de la Meseta Norte. Así, se ha activado la alerta amarilla por lluvias en las provincias de Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla.

 

   Por la tarde, las precipitaciones tenderán a remitir en el litoral cantábrico y alto Ebro. En Baleares y Canarias, habrá intervalos nubosos, con probabilidad de alguna precipitación débil en las Islas Canarias occidentales.

 

   El viento soplará de flojo a moderado del oeste al noroeste en Canarias, y de componente oeste en la Península, con posibles intervalos de fuerte en el litoral andaluz, activándose la alerta por oleaje en Almería y Granada. En el litoral gallego, intervalos de suroeste moderado tendiendo a componente norte.