Las seis mociones del Pleno municipal de Valladolid

Imagen de archivo del alcalde de Valladolid en un Pleno municipal

Se celebrará el miércoles 27 de julio e incluirá propuestas del PP, Sí Se Puede, Toma la Palabra y Ciudadanos.

El Orden del Día del Pleno municipal del Ayuntamiento de Valladolid que se celebrará el próximo miércoles, 27 de julio, incluirá seis mociones a debate entre las cuales figurarán una propuesta de Sí Se Puede Valladolid para elaborar un inventario de bienes inmatriculados de la Iglesia católica en la ciudad, varias medidas de Toma la Palabra mejorar la acogida de inmigrantes y una moción de Ciudadanos para que el equipo de Gobierno estudie las necesidades reales de personal que tienen los distintos servicios municipales.

 

La sesión correspondiente al mes de agosto, que se adelanta como habitualmente a la última semana de julio, será previsiblemente una de las más cortas de lo que va de mandato, pues cuenta con un orden del día compuesto por seis mociones, las tres ya citadas y otras tres de las que ya ha dado detalles el Grupo Municipal Popular. De este modo, el PSOE no llevará propuesta alguna a este Pleno.

 

En el caso de Valladolid Toma la Palabra, el Grupo defenderá una moción con diversas propuestas tomadas como ejemplo procedentes de otros países, de acuerdo con la idea de la "interculturalidad".

 

Así, se propone solicitar a las asociaciones inmigrantes la presentación de propuestas de buenas prácticas adaptables a la vida municipal de Valladolid en aspectos como a cultura, la tecnología, el urbanismo, el medioambiente o la seguridad. Asimismo, se plantea escribir a ayuntamientos y ciudades de otros países en los que se conozca que se llevan a cabo actuaciones relevantes para esa interculturalidad, y presentar una propuesta a la Coalición Europea de Ciudades contra el Racismo.

 

Por su parte, el grupo de Sí Se Puede reclamará que se solicite al Gobierno un inventario de bienes inmuebles "inmatriculados" que son propiedad de la Iglesia Católica que ésta se quedó principalmente durante la dictadura de Franco y que tiene a su nombre amparada en una Ley hipotecaria y su reglamento que aún perdurarían desde el franquismo.

 

La portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha puesto como ejemplo más conocido el caso de la Mezquita-Catedral de Córdoba, sobre la cual varios movimientos ciudadanos reclaman que sea retornada a la propiedad pública.

 

Chávez ha matizado que no pretenden por el momento que la Iglesia devuelva los bienes de los que pudiera haberse "apropiado", ni que sean inscritos debidamente para que pague el Impuesto de Bienes Inmuebles, sino "simplemente tener conocimiento" de los inmuebles que se encuentran en esta situación en Valladolid, si bien ha apuntado que "quizás" no sean tantos como en otras ciudades.

 

NECESIDADES DE PERSONAL

 

Mientras tanto, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, propondrá al Pleno que el equipo de Gobierno analice cuáles son las "necesidades reales en cada una de las unidades administrativas" y "cómo cubrirlas", con la intención de que en última instancia suponga "la mejora de los servicios y atención que se presta a los ciudadanos".

 

Vicente ha explicado que esta propuesta se deriva de la que en el último Pleno planteó los problemas que existían en el servicio de Urbanismo debido a las bajas laborales de varios funcionarios, por lo que el concejal del Área, Manuel Saravia, detalló las contrataciones que se pretendían realizar en un futuro. La edil de Ciudadanos considera que otros servicios municipales también necesitan completar sus plantillas actuales.

 

Estas tres mociones se suman a las que ha presentado este jueves el Grupo Popular para, en primer lugar, la puesta en marcha de una normativa propia en la que se unifiquen las condiciones relativas a la certificación negativa de antecedentes que se requiere desde hace unos meses para las personas que trabajan en actividades infantiles.

 

Una segunda, muy similar a otra que ya rechazó el Pleno a finales de 2015, reclamar que el Ayuntamiento ponga en marcha un sistema de tarifa plana del precio del autobús para jóvenes, estudiantes y parados de larga duración, que no supere los 15 euros al mes, y una tercera relativa a la mejora de los trayectos urbanos destinados a corredores y andarines aficionados.

 

Fuentes del PSOE han apuntado que ven posible apoyar esta propuesta en lo fundamental, aunque por el momento no han entrado a estudiar las medidas más concretas, como adecentar los circuitos existentes, balizar y señalizar recorridos, mejorar la iluminación en determinados puntos, como los pasos bajo los puentes de la ribera del Pisuerga, o instalar más fuentes.

 

Entre los asuntos procedentes de Comisión, tan sólo se llevará al Pleno uno de ellos, relativo a un nuevo expediente de modificación de créditos.

Noticias relacionadas