Las rebajas ya están aquí

Las grandes superficies como El Corte Inglés abrieron sus puertas a las 10.00 de la mañana con bastante afluencia de público esperando.

Eran poco más de las nueve y media de la mañana, pero un pequeño grupo de personas ya empezaba a arremolinarse en el Paseo Zorrilla número 130, justo a la altura de la zona de Juan de Austria. Su objetivo no era otro que El Corte Inglés, o más bien sus rebajas, que comenzaban oficialmente a las diez. Durante esa media hora, la reunión de hombres y mujeres fue convirtiéndose en una multitud de compradores.

 

Hasta que llegó el momento. A las diez en punto, ni un minuto antes, ni uno después. José Antonio Lobato, encargado de comunicación del centro, dio el beneplácito para que se abrieran por fin las puertas. La marabunta se abrió paso para comenzar con el periodo de rebajas de manera oficial.

 

Y alguno tenía muy claro lo que quería desde el primer momento, como Carmen Rodríguez. “He venido a por un monedero al que ya tenía echado el ojo. Valía 100 euros, pero me han dado una alegría y le han puesto un descuento del 35%”, explicaba ya con su compra bajo el brazo. “Se me ha quedado en poco menos de 65 euros”, sonríe.

 

Otros también esperaban tener suerte, pero no se dio tan bien como esperaba. “He estado esperando unos días para comprarle un polo a mi hijo, pero solo tenía un descuento del 10%”, expresa Marina Redondo algo indignada. “Valía 60 euros y me he ahorrado seis, casi lo que me voy a gastar en el parking”.

 

Dos personas que, al menos sobre el papel, ya han cumplido con su cupo de compras, ya que según han informado fuentes del propio sector del comercio, se espera que cada español gaste 50 euros en estos dos meses que duran las rebajas de verano. Algo de lo que se mostraba sorprendido otro cliente, Juan Carlos García, pese a que él también iba con su “recompensa” de 55 euros en una bolsa.

 

“Me he comprado una colonia que estaba al 20% de descuento, y sí es verdad que me he gastado más de esa media, pero me parece algo exagerado, yo lo he hecho como excepción. 50 euros por español es una barbaridad cuando hay tan poco dinero en algunas casas”, explica.

 

BUENAS PREVISIONES

 

Pero no solo están los clientes en las rebajas. Los empleados también tienen un papel crucial tras unos meses algo alicaídos en cuanto a ventas se refiere. “Esperamos tener una buena salida. Tenemos unas buenas ofertas, muchas cosas al 30% y al 50%, así que pintan bastante bien”, explica Silvia, una de las encargadas de la planta joven.

 

“Más nos vale recuperar un poco lo del resto del año, estos últimos meses no han sido tan buena época”, concluye. Algo con lo que no está muy de acuerdo su compañero de planta Fernando, que asegura que las ventas han ido mejor de lo que parece. “La ropa que no es de verano se ha vendido bien en estas semanas que no ha terminado de hacer calor, aunque creo que también se va a vender bastante bien la ropa de verano”, explica. Un detalle que por cierto está muy en consonancia con el sector comercial, que ha dejado patente que hasta un 75% de las ventas en las rebajas serán de calzado y textil.

 

Algún otro empleado se ha quedado sorprendido con la entrada de público en la primera hora, como Marco Rodrigo. “Ha sido llamativa la cantidad de gente que estaba esperando. Hasta he sacado una foto de todos ellos entrando de golpe”, cuenta Marco entre risas. “La verdad es que es un buen comienzo para el primer día de rebajas”.

 

Unas rebajas que durarán hasta el 31 de agosto y con descuentos que llegan hasta el 50% y en algunos casos con el tan conocido 3x2, más que suficiente para que los vallisoletanos sacien sus ganas de compras este verano.

Noticias relacionadas