Las rebajas de Verano no acaban de despegar en Valladolid en el primer mes

Tanto AVADECO como FECOSVA coinciden al señalar en que se ha ido ralentizando según han pasado los días de julio.

Los comerciantes de Valladolid están decepcionados en el primer mes de rebajas de verano. A pesar de que se ha incrementado las ventas ligeramente con respecto al año pasado, las expectativas creadas antes del 1 de julio se han ido esfumando un mes después. Tanto AVADECO como FECOSVA coinciden en que según ha ido avanzando el mes de julio las ventas se han ido "ralentizando" progresivamente.

 

Según explican desde AVADECO, la mitad de los comercios asociados a esta agrupación declaraban haber vendido lo mismo que en la campaña de rebajas de 2015. Un 35% de los comerciantes habían superado las ventas del pasado año y solo un 15% aseguraba haber venido menos; según ha confirmado Luis del Hoyo, secretario general de la asociación de comerciantes.

 

Por su parte, el presidente de FECOSVA, Javier Labarga, dice que este mes ha sido “irregular”. “La primera semana fue buena, con ventas superiores a 2015; pero a partir de la segunda semana no sabemos qué es lo que ha ocurrido pero las rebajas se han venido abajo”. Labarga cree que como ya no hay inicio legal del periodo de descuentos, muchos establecimientos ofertan precios especiales en el mes de junio, lo que incide en la campaña de rebajas.

 

Luis del Hoyo, por su parte, argumenta que las causas pueden ser “la incertidumbre política y económica,  al peso de las promociones previas a las rebajas, y  a la propia climatología”. Desde Avadeco se sigue alertando de la “difícil situación” por la que atraviesa el comercio de Valladolid. “Sigue estando lastrado  por la competencia de los centros comerciales, y por la pérdida de población urbana, unida a la salida de funcionarios y perdida de actividad del centro, algo que apuntan los comerciantes, añadiendo que las dos aperturas festivas del inicio de la rebajas perjudican claramente al comercio urbano de proximidad”

 

Del Hoyo, es de la opinión de Labarga, en cuanto a la liberalización de los periodos de rebajas que “tampoco ha sentado bien al sector, los comerciantes encuestados siempre ha sido partidarios de fijar una fecha concreta para el inicio de las rebajas”. “Por otra parte se apunta que los periodos de rebajas son demasiados largos y que en muchos casos encubren prácticas desleales por lo que debería existir un mayor control”, asegura, al tiempo de exigir una “regulación de las rebajas que proteja la leal competencia”.

 

Por último, Javier Labarga cree que –de persistir la tendencia de las ventas en el mes de julio- la campaña se cerrará por debajo de ese incremento del 5 por ciento que se había estimado antes del 1 de julio. Labarga dice que a las Rebajas de verano, prácticamente le quedan quince días, porque la segunda quincena de agosto es apenas inexistente en este periodo de descuentos.