Las rachas de viento no dan respiro y la Junta mantiene los efectivos para que el incendio de la sierra de Gata no llegue a Salamanca

El humo y el fuego han afectado de manera notable la zona

La Junta participa con medios de sus Servicios de Extinción de Incendios en el trabajo para controlar el fuego que afecta a la Sierra de Gata en el término municipal de Acebo en una zona limítrofe con Salamanca.

   

Según han informado fuentes de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, el dispositivo que aporta está formado por cuatro helicópteros, uno de ellos de coordinación, además de tres aviones procedentes de la base de Matacán, ocho técnicos, 12 agentes medioambientales, cinco brigadas helitransportadas, cinco brigadas de incendios, tres máquinas bulldozer, once autobombas, siete cuadrillas de tierra y una dotación de Bomberos de El Payo.

 

Además, participan dos helicópteros de Laza (Orense), dos de tipo bombardero de Plasencia (Cáceres), y dos aviones anfibios de Torrejón (Madrid).

 

El incendio forestal que afecta al término municipal de Acebo (Cáceres) desde el pasado martes y que se recrudeció este jueves, ha obligado a evacuar a 1.400 personas aproximadamente, vecinos de esta localidad y también de Perales del Puerto, atendiendo las indicaciones del Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura, a las 02,34 horas de la madrugada.

 

Asimismo, se ha recomendado la evacuación de dos campings, uno en Gata y otro en Hoyos, y se mantiene activado el Nivel 2 de alerta por la proximidad a las poblaciones, según ha informado la Junta de Extremadura en una nota de prensa.

 

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha cifrado en 5.000 hectáreas la extensión afectada por el incendio, que aún no está controlado.

 

El operativo preventivo de evacuación ha incluido seguridad, transportes, itinerarios, atención médico-sanitaria y acogida en las localidades de Moraleja, en el Centro de Formación Agraria, Polideportivo y otras instalaciones municipales, y en Cáceres, en el Centro de Formación de Tropas (Cefot).

 

La extinción del incendio se ha complicado debido a las "fuertes y cambiantes rachas de viento".

 

  

Noticias relacionadas