Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Las precipitaciones irán remitiendo a lo largo del fin de semana pero un nuevo frente entrará el domingo por Galicia

Carretera inundada por las lluvias y el desbordamiento del Genil
Las lluvias se seguirán produciendo este viernes y el sábado se irán desplazando hacia la mitad este peninsular, aunque irán remitiendo el domingo, cuando un nuevo frente entrará por Galicia y dará paso a nuevas precipitaciones. De este modo, no se ve que vaya a llegar, de momento, la estabilización atmosférica y los días soleados y sin lluvias, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).



MADRID, 5 (EUROPA PRESS)



El portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, ha explicado a Europa Press que el sistema de bajas presiones y su frente asociado, que están dejando copiosas lluvias a su paso por el sur de la Península, mientras al tiempo que está entrando por el Cantábrico una masa de aire frío asociado a una borrasca, que está provocando un descenso de las temperaturas y precipitaciones en forma de nieve por encima de 900 metros.

Mientras, el frente pasa por el sur de la Península, dejando precipitaciones significativas en la provincia de Cádiz y el aire frío y húmedo que entra por el norte de la Península está provocando un descenso de los termómetros especialmente en el norte y este de Castilla y León y en todo el este de la Península, desde Cádiz a Cataluña.

Estas precipitaciones se irán desplazando hacia el este a lo largo del sábado y abandonarán la Península el domingo, justo cuando un nuevo frente llegará por Galicia. "Parece que va a haber una sucesión de sistemas frontales que pasarán por el tercio norte de la Península a lo largo de la semana, aunque no se esperan problemas de tipo hídrico, lo que permitirá que se vayan estabilizando las cuencas hidrográficas", ha precisado Lomas.

Además, ha añadido que las lluvias de la próxima semana serán más débiles e intermitentes y que, sobre todo, afectarán a Galicia, Cantábrico y noroeste de Castilla y León, y serán más esporádicas en la zona centro. "No se ve una tendencia hacia la estabilización, aunque no se esperan situaciones de Poniente que afecten a toda la Península de forma generalizada", ha apuntado.

Por el contrario, el portavoz de la AEMET ha indicado que en Canarias se prevé "buen tiempo" con régimen de alisios que, sin embargo, podrían dejar algunas lluvias débiles y dispersas o localmente moderadas en el norte de las islas de mayor relieve y que esta situación se mantendrá la próxima semana.

DATOS SIGNIFICATIVOS

En este contexto, ha precisado que este miércoles cayeron 22 litros por metro cuadrado en Córdoba, 19 litros por metro cuadrado en Cádiz, 24 litros por metro cuadrado en Grazalema. Mientras, el jueves se recogieron 40 litros por metro cuadrado en las localidades gaditanas de Vejer de La Frontera (Cádiz); 39,6 litros por metro cuadrado en Jimena de la Frontera; 37,8 litros por metro cuadrado en San Roque; 37 litros por metro cuadrado en Medina Sidonia.

También se recogieron 37,4 litros por metro cuadrado en Colunga (Asturias); 34,6 litros por metro cuadrado en Manilva (Málaga); 30,8 litros por metro cuadrado en Cabrales (Asturias); 18 litros por metro cuadrado en Oviedo; 15,4 litros por metro cuadrado en Sevilla; 12,8 litros por metro cuadrado en Cádiz; 6,6 litros por metro cuadrado en Valladolid; 1,8 litros por metro cuadrado en Zaragoza y 0,9 litros por metro cuadrado en Barcelona y 0,5 litros por metro cuadrado en Madrid-Ciudad Universitaria.

Por otro lado, ha explicado que esta situación que parece haberse instalado sine die sobre España se debe a que en una situación normal de la atmósfera el anticiclón se sitúa sobre las Azores y la borrasca sobre Islandia. En este caso, el "invierno está más fuerte y el verano más débil", porque el anticiclón está "un poco más al sur", por loq ue llegan más fácilmente las borrascas a España.

Asimismo, hay otra situación que "no es habitual", por la que al norte de Reino Unido hay una zona de altas presiones, lo que ha provocado en Francia y Gran Bretaña un tiempo "muy desapacible de temperaturas bajas".