Las plantas moderan el calentamiento climático

((Esta noticia está embargada hasta las 19.00 horas de este domingo, 28 de abril))


MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Como las temperaturas están cada vez más calientes, las plantas liberan gases que ayudan a formar las nubes y enfriar el ambiente, según resume un estudio del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA), en Laxenburg (Austria), y la Universidad de Helsinki, en Finlandia.

El nuevo estudio, publicado en la revista 'Nature Geoscience', identificó un bucle de retroalimentación negativa en el que temperaturas más altas conducen a un aumento en las concentraciones de aerosoles naturales que tienen un efecto de enfriamiento en la atmósfera. "Las plantas, al reaccionar a los cambios de temperatura, también los moderan", afirma el director del estudio, Pauli Paasonen, investigador del IIASA y la Universidad de Helsinki.

Los científicos han sabido que algunos aerosoles (partículas que flotan en la atmósfera) enfrían el clima, ya que reflejan la luz solar y forman gotitas de la nube, que reflejan la luz solar de manera eficiente. Las partículas de aerosol vienen de muchas fuentes, incluyendo las emisiones humanas, pero el efecto del llamado aerosol biogénico (materia en partículas que se origina a partir de plantas) había sido menos bien comprendido.

Las plantas liberan gases que, después de la oxidación atmosférica, tienden a adherirse a partículas de aerosol, creciendo en las partículas de mayor tamaño que reflejan la luz del sol y sirven como base para gotas de las nubes. El nuevo estudio mostró que como las temperaturas son cálidas, consecuentemente las plantas liberan más de estos gases, incrementando las concentraciones de partículas activas en la formación de nubes.

"Todo el mundo conoce el olor de la selva --dice Ari Asmi, investigador de la Universidad de Helsinki, que también trabajó en el estudio--. Ese olor se compone de estos gases". Aunque investigaciones anteriores habían predicho el efecto de retroalimentación, hasta ahora nadie había podido demostrar su existencia, excepto en investigaciones de casos que se limitan a un solo sitio y periodos de tiempo cortos, pero el nuevo estudio mostró que el efecto se produce a largo plazo en escalas de tamaño continental.

El efecto de la mejora de las emisiones de gases de la planta sobre el clima es pequeño a escala global, con sólo aproximadamente el 1 por ciento en la lucha contra el calentamiento climático, según el estudio. "Esto no nos salva del calentamiento climático", dice Paasonen, quien añade, sin embargo, que "los efectos de aerosoles sobre el clima son una de las principales incertidumbres de los modelos climáticos". "La comprensión de este mecanismo podría ayudar a reducir las incertidumbres y hacer los modelos mejor", agrega.

La investigación también mostró que el efecto fue mucho mayor en una escala regional, contrarrestando posiblemente hasta un 30% por ciento del calentamiento en las zonas más rurales y boscosas, donde las emisiones antropogénicas de aerosoles eran mucho más bajas en comparación con los aerosoles naturales. Eso significa que, especialmente en lugares como Finlandia, Siberia y Canadá, este bucle de retroalimentación puede reducir sustancialmente el calentamiento.

Los científicos recogieron datos en 11 sitios diferentes de todo el mundo, midiendo las concentraciones de partículas de aerosol en la atmósfera, junto con las concentraciones de los gases de la planta, la temperatura y las estimaciones de reanálisis para la altura de la capa límite (la capa de aire más cercana a la Tierra, en la que los gases las partículas se mezclan con eficacia), que resultó ser una variable clave.

La altura de la capa límite cambia con el tiempo. Paasonen concluye: "Una de las razones por las que este fenómeno no fue descubierto antes fue porque estas estimaciones para la altura de la capa límite son muy difíciles de hacer. Sólo recientemente el reanálisis de estimaciones ha mejorado hasta el punto que puede ser tomado como representativo de la realidad".