Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Las piscinas de Olmedo se remodelan con una inversión de un millón de euros

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, acompañado por el alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno, ha visitado las obras de reforma y ampliación de las piscinas municipales de la localidad.

La obra, cuyo presupuesto supera el millón de euros, se ejecuta en dos fases y en la primera de ellas se ha completado la actuación sobre el aparcamiento, el edificio de los vestuarios/bar y la piscina infantil, para cumplir con la normativa vigente y dotar a las instalaciones con una tecnología moderna, minimizando los costes de mantenimiento a través de sistemas automáticos. Después del verano comenzará la segunda fase.

 

El presupuesto total de las obras asciende a 1.029.636 euros, de los que la Diputación de Valladolid aporta 522.520 euros a través de los Planes provinciales 2013, 2014 y 2015. El ayuntamiento de Olmedo aporta los 507.116  euros restantes.

 

REFORMA TOTAL    

 

La reforma emprendida afecta a tres zonas, en las que se actúa de forma simultánea: el edificio principal, el aparcamiento y las piscinas propiamente dichas. En las actuales piscinas, compuestas por tres vasos, se reforman los  vasos mediano y grande, a los que se dota de nuevas soleras e impermeabilizaciones.

 

También se modifica íntegramente la piscina infantil, duplicando la superficie de lámina de agua y teniendo en cuenta la seguridad  de los más pequeños al mejorar los accesos a través de rampas con pendientes muy suaves y con pavimento antideslizante.

 

Además, se han incorporado juegos infantiles dentro de la piscina y se ha diseñado una zona con pavimento de caucho con el fin de amortiguar las posibles caídas y evitar lesiones.

 

Todo ello se completa con un nuevo cerramiento perimetral así como la instalación de una nueva depuradora que permita reducir el uso de cloro.

 

En cuanto al edificio principal, se ha reformado por completo, adaptándolo a la normativa actual y se ha instalado un pavimento totalmente antideslizante, se ha instalado un sistema que permite la utilización de agua a presión para la correcta higienización de los vestuarios, y se ha mejorado el aislamiento del edificio, tanto en la cubierta (de nueva creación) como de los cerramientos exteriores.

 

Además, se han creado nuevas zonas de sombra en la salida de los vestuarios a las piscinas y zona de bar, incorporando a las mismas un sistema  de pulverización automática de agua. En esta zona igualmente se ha colocado un  pavimento antideslizante.

 

Por último, se modifica el actual aparcamiento, al que se dota de unos viales de mayor dimensión y de doble sentido, para permitir una mayor amplitud en el paso y circulación de vehículos.