Las pensiones suben desde este miércoles un 0,25%

Las pensiones de Zamora, de las más modestas del país.

Las pensiones públicas subirán un 0,25% a partir del próximo miércoles, 1 de enero, tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto sobre la revalorización de estas prestaciones para 2014.

Según el Ministerio de Empleo, esta subida beneficiará a 9,15 millones de pensiones contributivas, 432.757 pensiones no contributivas y a 166.631 prestaciones por hijo con discapacidad.

La subida de las pensiones en un 0,25% para 2014 se traducirá en un pequeño aumento en la nómina mensual de sus perceptores, de apenas unos euros, dependiendo del importe de la pensión.

Así, las cuantías mínimas de los pensionistas de jubilación de 65 años con cónyuge a cargo se situarán a partir del próximo miércoles en 780,9 euros mensuales, dos euros más que en 2013, mientras que los pensionistas de jubilación de 65 años sin cónyuge percibirán como mínimo 632,90 euros al mes, frente a los 631,3 euros de este año.

Por su lado, las pensiones mínimas de jubilación de los titulares menores de 65 años con cónyuge a cargo alcanzarán los 731,9 euros mensuales, en contraste con los 730 euros al mes de este año, mientras que los que no tienen cónyuge a su cargo cobrarán 592 euros al mes, frente a los 590,5 euros establecidos para este año.

Las pensiones mínimas de gran invalidez con cónyuge a cargo subirán tres euros mensuales, desde los 1.168,4 euros de este año a 1.171,4 euros, mientras que las de incapacidad absoluta con cónyuge a cargo se incrementarán dos euros, hasta los 780,9 euros mensuales, y se situarán en 632,9 euros sin cónyuge a cargo, 1,6 euros más.

Por su parte, la pensión mínima de viudedad para titulares con cargas familiares será de 731,9 euros mensuales, 1,9 euros más que en 2013, mientras que las de titulares con 65 años o con discapacidad igual o superior al 65% serán 1,6 euros superiores a las de este año, hasta 632,9 mensuales.

Las pensiones mínimas de orfandad y de favor de familiares por beneficiario para 2014 serán de 193,3 euros mensuales, frente a los 192,8 euros al mes establecidos para este año, de acuerdo con el cuadro de cuantías mínimas que el Ejecutivo incluye en este proyecto.

PENSIÓN MÁXIMA: 2.554,49 EUROS AL MES

En el Real Decreto se regula también la revalorización de las pensiones derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, de las pensiones extraordinarias derivadas de actos de terrorismo y de las reconocidas en aplicación de normas internacionales.

También incluye las normas de concurrencia de pensiones, y las referentes a la financiación y gestión de la revalorización, que tendrán un coste de 263,9 millones de euros.

En lo que respecta a los complementos a mínimos, éstos serán incompatibles con la percepción por el pensionista de rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas y ganancias patrimoniales o que, percibiéndolos, no excedan de 7.080,73 euros anuales, frente al límite de 7.063,07 euros al año fijado para 2013.

Por otro lado, la pensión máxima queda fijada en 2.554,49 euros mensuales a partir del próximo 1 de enero, tras experimentar una subida del 0,25% (unos seis euros más que en 2013).

Las bases máximas de cotización experimentarán en 2014 un incremento mucho mayor al de la pensión máxima, del 5%, hasta los 3.597 euros, según contemplan los Presupuestos de 2014. La base máxima de cotización ya subió cinco puntos en 2013, hasta situarse en 3.425,70 euros mensuales.

Además, las pensiones de las clases pasivas --funcionarios civiles del Estado, militares profesionales y algunas otras personas relacionadas con el Estado-- también subirán un 0,25% desde el próximo miércoles.

NUEVO ÍNDICE DE ACTUALIZACIÓN DE LAS PENSIONES

El nuevo índice de actualización de las pensiones diseñado en la última reforma entrará en vigor el próximo 1 de enero.

El incremento se concretará entre un mínimo del 0,25% para el conjunto de las pensiones cuando la situación económica sea desfavorable, hasta la variación anual del IPC más 0,50 puntos porcentuales adicionales cuando el contexto económico lo permita.

La idea es actualizar las pensiones conforme a las posibilidades económicas de la Seguridad Social y la evolución de sus parámetros fundamentales.

La norma contempla, en todo caso, la garantía expresa de que las pensiones se incrementarán todos los años, según el Ministerio de Empleo.

La otra pata de la reforma, la concerniente al factor de sostenibilidad de las pensiones, entrará en vigor a partir de 2019.