Las Peñas, tras la limitación de alcohol en el pregón: “Queremos desterrar esa imagen de botellón”

Imagen del Pregón de Fiestas de Valaldolid 2014, con la Plaza Mayor llena. JUAN POSTIGO

Óscar Arranz, presidente de la Coordinadora de Peñas de Valladolid, asegura que se trata de “educar a la gente” para respetar a las familias que también van a la Plaza Mayor.

Han corrido ríos de tinta desde este lunes respecto al pregón de inicio de Fiestas de Valladolid, momento en que se conoció que el Ayuntamiento intentará limitar la cantidad de alcohol que todo el mundo podrá introducir a la Plaza Mayor a un solo vaso. Una medida que, lejos de ser impuesta por el Consistorio, ha sido propuesta por la Coordinadora de Peñas de la ciudad, la cual se ha explicado este mismo martes ante las quejas de gran parte de la juventud.

 

“Se trata de una idea que se venía trabajando desde el anterior equipo de Gobierno, siempre nos ha preocupado la ingesta excesiva de alcohol y no puede ser que todo se volviera una batalla de vino”, comienza explicando Óscar Arranz, el presidente del colectivo ‘fiestero’ que apela porque los festejos no sean un descontrol absoluto.

 

“Queremos reconducir todo a los inicios, en el año 1994 durante el desfile de peñas, sin exceso de alcohol. Esto ha ido creciendo y no sabemos por qué todo el mundo acaba empapado de alcohol, queremos desterrar esa imagen”. Y es que según Arranz, no se pretende erradicar el consumo de este líquido elemento, importante en este contexto, pero sí hacerlo algo más suave para el resto de personas que no vienen con ganas de acabar empapados.

 

“Se pretende que el pregón tenga alcohol, pero que no sea el estandarte del desfile de peñas. Pretendemos ir educando a la gente poco a poco, conscientes de que no se puede erradicar de raíz”, asegura

 

La decisión, eso sí, ha traído su cola en las redes sociales. “Somos conscientes de que es una decisión polémica, pero es que el desfile de peñas se ha convertido en una batalla de vino, y eso no puede ser así. Tiene que haber normas, tolerancia y respeto, para que la gente no tenga que apartarse por unos que se estén divirtiendo”.

 

Así las cosas, el presidente de la Coordinadora de Peñas lo tiene claro. “Lo difícil es educar a la gente, pero igual que se fue reduciendo el tirar carros de supermercado al Pisuerga, esto puede ser igual. El desfile no se puede descontrolar y por eso hemos decidido tomar estas medidas”. La prueba del experimento, este viernes 4 de septiembre en la Plaza Mayor.

Noticias relacionadas