Las parejas nacidas en la red son igual de estables y satisfactorias

Llegados a un punto en el que el contacto online se convierte en una relación en pareja, ¿hay diferencias con una pareja tradicional?  Los resultados del estudio demuestran que el resultado de una relación no viene determinado por el origen de la misma.

Hace unos años comenzó a ser cada vez más habitual conocer a alguien a través de Internet, aunque en un primer momento no era algo que se viese con normalidad. Todo comenzó con los chats, pero pronto surgieron las páginas dedicadas a contactos amorosos y las redes sociales echaron más leña al fuego. Hoy conocer a alguien a través de Internet está a la orden del día y el resultado puede ser una relación igual de satisfactoria y estable que otra que se inicia por cauces normales.

 

Llegados a un punto en el que el contacto online se convierte en una relación en pareja, ¿hay diferencias con una pareja tradicional? Y con tradicional queremos decir a una pareja que se conoce en la "vida real", en una fiesta, en el trabajo, etc. Ahora que existe recorrido en muchas parejas online, eso es lo que se preguntó el psicólogo de la Universidad de Chicago, John Cacioppo.

 

Cacioppo, además, es asesor de la compañía de citas online eHarmony, que ha sido la encargada de subvencionar el estudio. En primer lugar enviaron un cuestionario a 500.000 personas, que respondieron 200.000. De ese grupo fueron seleccionadas 19.131 personas que se casaron entre 2005 y 2012.

 

Debido al conflicto de intereses que existe para eHarmony, el psicólogo pidió a dos consultoras de la escuela de salud pública de Harvard en Boston. Además, la compañía se comprometió por escrito a difundir los resultados del estudio, independientemente de su resultado.

 

CUESTIONARIO HABITUAL EN LAS CONSULTAS

 

Dicho lo cual, los resultados del estudio demuestran que el resultado de una relación no viene determinado por el origen de la misma, aunque el contacto se haya producido online. Para determinarlo, Cacioppo utilizó un cuestionario habitualmente utilizado por psicólogos para determinar el grado de satisfacción que existe en una pareja.

 

El estudio ha controlado los factores demográficos para que la muestra fuera representativa de la sociedad estadounidense. Sin embargo, el psicólogo de la Universidad de Rochester en Nueva York, apunta a que hay otros factores que debían haber sido tomados en cuenta. "No controlaron la personalidad, el estado de salud mental, el consumo de drogas o alcohol, el historial de violencia doméstica o la motivación previa a establecer una relación".

 

Todos estos factores afectan a las relaciones y pueden producir rupturas de pareja. En este sentido, el experto apunta que estos rasgos "podrían variar en la gente que suele tener citas online", por lo que los resultados podrían ser diferentes si se tuvieran en cuenta.