Las Panteras del CPLV femenino se alzan con su sexto título de Liga

Las chicas del CPLV celebran el título. TRIBUNA

El equipo vallisoletano de hockey en línea se impuso de forma agónica al Tucans en los lanzamientos de penalti.

Un gol de Celia Sáez en los lanzamientos de penalti dio el sexto título liguero al CPLV. El conjunto vallisoletano necesitaba una victoria para alzarse con una nueva Liga. Y lo hizo a las primeras de cambio. Pese a que tenía dos opciones, lo hizo en la primera, en el encuentro disputado esta tarde en Barcelona que se decidió, tras el 1-1 en el tiempo reglamentario y en la prórroga, en los lanzamientos de penalti. En ellos, tras nueve fallos de las catalanas y ocho de las vallisoletanas, la joven Celia Sáez acertó con la portería de Alba Gonzalo, dando el sexto entorchado en siete años para las Panteras. Aunque la final no fue fácil. Ni mucho menos.

 

Las vallisoletanas se encontraron pronto con un gol en contra. Apenas habían pasado tres minutos cuando Nerea Álvarez puso en franquicia a Tucans, un tanto polémico porque dio la sensación de que la pastilla no llegó a pasar la línea de gol. A pesar del golpe moral, las pucelanas no se vinieron abajo. El pabellón de Tucans no es Canterac, pero el dominio volvió a ser de la escuadra de Ángel Ruiz, que cercó la portería de Alba Gonzalo, que volvió a mostrarse segura. Paró casi todos los 29 lanzamientos de las pucelanas en la primera parte. Casi todos porque no pudo con el de Leticia Abrisqueta a los 14 minutos. Suyo fue el empate y así se llegó al descanso.

 

Si en la primera parte, el control de la pastilla había sido del CPLV, en la segunda fue aún más claro, llegando hasta los 62 lanzamientos al término del tiempo reglamentario. No había forma de batir a la portera internacional. Ni con las mismas jugadoras sobre la pista ni con una más -hasta en tres ocasiones jugaron las Panteras en superioridad-. Mientras Tucans esperaba atrás algún error de las pucelanas, lanzando peligrosas contras.

 

Así que el encuentro se fue a la prórroga, en la que el cuadro pucelano ya perdió ante Tucans en la primera vuelta de la fase regular. Pero en esta ocasión ninguno de los dos conjuntos pudo variar el marcador y con 1-1, este segundo partido de la final se fue a los lanzamientos de penalti.

 

En ellos hubo tensión y sufrimiento. Alba Gonzalo y Nicole Bonamino demostraron por qué han sido dos de las mejores porteras de la temporada. Pero llegó Celia Sáez, en el noveno lanzamiento, y batió a la internacional española, dando el título al CPLV. Una joven, de la cantera, dio el sexto entorchado a las Panteras.