Las Panteras de Valladolid regresan con pleno de Barcelona

Una imagen del partido de Las Panteras.

El cuadro femenino ganó a Rubí (2-3) y Tsunamis (1-5). El masculino cedió en Rubí (6-3)

El Club Patín en Línea Valladolid regresa de su viaje a Barcelona con cierto sabor agridulce. Por un lado dulce con el pleno de triunfos de las Panteras en dos pistas complicadas y donde otras temporadas ya sucumbieron, como la de Rubí (2-3) y la de Tsunamis (1-5). Por el otro, agrio por la derrota del conjunto masculino en un duelo directo por la segunda plaza con Rubí (6-3).

 

El conjunto femenino hizo pleno en Barcelona. Primero el sábado en casa del Rubí, al que últimamente le tiene cogida la medida –no hay que olvidar que la temporada pasada, las vallisoletanas eliminaron en las semifinales por el título a las catalanas-. En esta ocasión, de forma ajustada, aunque con muy buenas sensaciones sobre la pista del Polideportivo Francesc Calvo. Sara Díez adelantó al CPLV a los 9 minutos, aunque al descanso se llegó con empate gracias al tanto de la exPantera Ana Sierra. Con todo, en la segunda parte, Lucía Ruiz y Julia Fouz pusieron distancia en un electrónico que no se ajustó hasta el último minuto, volviendo a ganar a domicilio.

 

Esos tres puntos los hizo buenos la escuadra pucelana, al doblegar al Tsunamis de forma más holgada. Con mucho acierto de cara a portería y con goles de Lucía Ruiz, María Tordera, Leticia Abrisqueta, Verónica Ibáñez y Sara Díez. Los cinco en la primera parte. En la segunda, con Andrea Sinovas en la portería, las Panteras mantuvieron el resultado sin problemas. Los dos triunfos, unido al empate de Tucans con Tres Cantos, hace que la clasificación se iguale un poco más –el CPLV es segundo a un punto del líder, que tiene un encuentro menos-.

 

 

La cara amarga llegó de la mano del conjunto masculino, que pierde la segunda plaza a manos de Rubí, que pudo con los vallisoletanos en la tarde del sábado. En un encuentro más igualado de lo que dice el marcador final (6-3), el CPLV pagó cara cada inferioridad y no estuvo fino con la portería contraria. Hasta el 2-2 en el descanso se mantuvo vivo en el partido, con los tantos de Fischer y Rubén Herrero –que regresó a las pistas tras unos meses alejado del hockey-. Pero un tramo de desbarajustes defensivos fue aprovechado por los catalanes para anotar cuatro goles en poco más de 10 minutos, solventando el encuentro a su favor. El último tanto de Jack Telford solo maquilló un poco la derrota.

 

Ahora el CPLV ocupa la tercera plaza, con un punto menos que el Rubí –ambos lejos del líder, el Espanya-, aunque los vallisoletanos con un encuentro más.