Las palabras de Cardenal sobre el Barça, "una injerencia" para el fiscal de la AN

Miguel Cardenal

El secretario de Estado para el Deporte dijo que el club estaba siendo "acosado y acusado" en la causa por el fichaje de Neymar. Situación que el fiscal jefe califica de "inadmisible". 

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha remitido un escrito al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, en el que considera "una injerencia" las palabras del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, en las que cuestionaba la investigación en la que está imputado el Fútbol Club Barcelona por un presunto delito fiscal en el fichaje de Neymar, informaron fuentes fiscales.


Zaragoza ha trasladado la "queja" del Ministerio Público en relación con las palabras de Cardenal y ha considerado "inadmisible" que el alto cargo defendiera que el club está "acosado y acusado" en la investigación que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Cardenal firmó ayer, martes, un artículo en el diario 'El País' titulado 'Orgullosos del Barça' en el que aseguraba que "no haría honor" a su "responsabilidad" si "callara mientras un escudo que ha aportado a nuestro deporte tanto como el que más es acosado y acusado". "Me rebelo ante la desmesura a la que asisto estos días", decía.

A última hora de la noche emitió un comunicado en el que mostraba su "respeto más absoluto a la independencia y actuación de la Agencia Tributaria y de los Tribunales de Justicia en cualquier procedimiento abierto frente a los clubes deportivos españoles", no queriendo ni pretendiendo inmiscuirse en las decisiones judiciales porque "cualquier actuación contraria a la ley debe ser investigada, acreditada y sancionada".

Al mismo tiempo señalaba que el Consejo Superior de Deportes (CSD) siempre ofrecerá su "colaboración" en este empeño porque su trabajo es velar para que "el deporte sea un espacio de convivencia". En este sentido, manifestó su disposición a "defender a cualquier club, equipo o deportista de aquellos comentarios que comprometieran ese objetivo sin que ello haya supuesto nunca dejar de exigir responsabilidades".

EL BARÇA PAGÓ TRAS LA IMPUTACIÓN

Ruz imputó el pasado 20 de febrero a la entidad culé ante las sospechas de que pudo defraudar 9,1 millones de euros y no tributar en los contratos por valor de 37,9 millones que suscribió por el fichaje del jugador en los años 2011 y 2013.

Tras esta decisión, la Junta Directiva del Fútbol Club Barcelona acordó el pasado 23 de febrero por unanimidad presentar una declaración complementaria a Hacienda por la que pagaba 13.550.830,56 euros, a fin de "saldar cualquier posible deuda" derivada de esta operación.

El instructor abrió esta causa el pasado 22 de enero tras admitir a trámite la querella presentada por el socio del Barça Jordi Cases contra el entonces presidente de la entidad Sandro Rosell, quien se vio obligado a presentar su dimisión un día después.

La Fiscalía sostiene que las transacciones económicas que sustentaron el fichaje de Neymar se basaron en "contratos simulados" y operaciones de "ingeniería financiera" que no respondían a la realidad y con las que se pretendía "cometer el engaño" a la Hacienda Pública.

 

Noticias relacionadas