Las OPAs aplauden la llegada de unidades ROCA pero piden más vigilancia y reforma en el Código Penal

Dice que si Castilla y León hubiera quedado excluida de los equipos ROCA se hubiera producido un efecto llamada para "las bandas organizadas y chorizos".

Los responsables de las diferentes organizaciones agrarias se han congratulado por la rectificación del Gobierno que, en un primer momento, había excluido a Castilla y León de la presencia de los denominados 'equipos ROCA', una "barbaridad" por su efecto llamada a los "chorizos" y bandas organizadas que operan en otras provincias.

 

En concreto, el responsable de UCCL en Valladolid y afectado en primera persona por los robos, Ignacio Arias, ha reconocido que la presencia de diez patrullas específicas en Castilla y León es un "paso adelante, aunque tímido" en un camino que habrá que seguir recorriendo y para el que ha pedido un recrudecimiento de las penas desde el convencimiento de que una persona que ha robado hasta en 32 ocasiones no puede estar en la calle ni se puede quedar sólo en una falta un robo que ocasione daños por valor de 15.000 o 20.000 euros.

 

"Hacen falta más medidas y un claro cambio en el código penal", ha reclamado Arias, al que se ha sumado el portavoz de la Alianza por la Unidad del Campo, Julio López, que ha pedido que se "aprieten más las tuercas, si es que se están apretando algo", para reforzar los controles e inspecciones en las chatarrerías y establecimientos de venta de productos y herramientas agrícolas para evitar así el mercado negro.

 

Por su parte, el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, ha reivindicado una "modificación clara" del Código Penal para evitar que los cacos estén en la calle el mismo día de su detención, como está ocurriendo, ha lamentado. Dujo ha abogado en concreto por convertir las faltas (robos de menos de 400 euros) en delitos y por contabilizar en la pena no sólo el robo sino el valor del destrozo causado, además de aspectos como la reincidencia o la pertenencia a banda organizada.

 

Finalmente, han apelado al papel que juegan los medios de comunicación social en esta labor de lucha contra los robos en el campo ya que, en palabras de Arias, los chorizos también leen los periódicos y sabrán que va a haber más presencia policial en el campo de Castilla y León.