Las obras de la Plaza Rafael Cano de Pilarica comenzarán en verano "si se cumplen los plazos"

El proyecto de "plaza deprimida" crearía un acceso peatonal por debajo del clausurado paso a nivel. JUAN POSTIGO

Así lo asegura el concejal de Urbanismo, quien también ha repetido que para finales de 2016 concluirían estos trabajos que permitirán el paso de peatones por debajo del actual paso a nivel.

No está del todo cerrado, pero el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ya tiene sus esquemas mentales sobre los proyectos que solucionarían los problemas de aislamiento de La Pilarica. Toda vez que el edil se reunió el pasado jueves con Adif para tratar los dos proyectos que afectan al barrio vallisoletano –el del paso peatonal subterráneo por debajo del clausurado paso a nivel y otro para vehículos a quinientos metros en la Plaza Aviador Gómez Barco-, ahora se trata de cerrar fechas y las licencias necesarias para que las dos ideas arranquen.

 

Ahora el problema de ambos proyectos es la financiación. Ahora que Adif se ha ofrecido a financiar parte de ellos, la clave estará en cuánto desembolsará este lado de la balanza y cuánto el otro, en el que está el Ayuntamiento de Valladolid. Se habla de algo más de tres millones de euros para Aviador Gómez Barco y dos el “paso deprimido”, como llama Saravia al del paso a nivel situado en la Plaza Rafael Cano.

 

Así las cosas, y a la espera de que esta semana Adif mande un borrador al Consistorio con una propuesta de presupuestos, el concejal de Urbanismo se atreve a hablar de fechas para este último proyecto de los dos, aunque con cierta timidez. “Si fuese como decimos, empezarían las obras en verano”, explica, con precaución. “Hay que licitar y por muy rápido que se vaya...”, deja en el aire. El propio jueves hacia ver tras la reunión que se podría tener terminado para finales del presente año, con lo que las obras tardarían unos seis meses.

 

Y es que para que se comience en verano y se termine en diciembre, se tendrían que cumplir todos los detalles y plazos que dice Saravia. “Para eso tendrían que enviarnos el borrador de convenio la semana que viene, aunque yo ya desconfio”, asegura parte en broma y parte en serio el edil, ante el pasotismo que parece haber mostrado Adif en otras ocasiones.

 

“Desde ahí discutiríamos los presupuestos y la tramitación tardaría dos meses. Entre tanto iríamos preparando el proyecto pormenorizado y todos los trámites para empezar la obra enseguida. Si así fuese, sería cierto que la Plaza de Rafael Cano podría tener terminado su proyecto para final de 2016. Ahora, ¿puede haber retrasos? Pues sí”, se cubre las espaldas el edil, consciente de que en estas cadenas hay eslabones que suelen romperse y provocar dilataciones en el tiempo.

Noticias relacionadas