Las obras de la Alta Velocidad en Valladolid obligan a modificar el servicio ferroviario

Imagen: Archivo

Las obras para la nueva línea de alta velocidad (LAV) Valladolid-Venta de Baños-Palencia-León con la ciudad de Valladolid por su acceso Norte, obligarán a Renfe a reestructurar determinados servicios ferroviario este sábado 9 y domingo 10 de agosto. 

Las obras que Adif está llevando a cabo para integrar la nueva línea de alta velocidad (LAV) Valladolid-Venta de Baños-Palencia-León con la ciudad de Valladolid por su acceso Norte, obligarán a Renfe a reestructurar a partir del sábado, día 9 de agosto, determinados servicios ferroviarios, según ha informado la compañía a través de una nota de prensa recogida por Europa Press.

 

Los trabajos suponen el desmontaje de vías y desvíos, el empalme con nuevos tramos de plataforma, así como cortes de tensión y adecuación de las instalaciones de electrificación, señalización y seguridad en el tramo Valladolid-Tres Hermanos-Río Pisuerga-Cabezón (línea convencional Madrid-Hendaya).

 

El desarrollo de las obras tratará de compatibilizarse con el mantenimiento del tráfico ferroviario, lo que conllevará una serie de afectaciones como limitaciones de velocidad, cortes temporales de tráfico y ajustes horarios de las circulaciones, así como la necesidad de recurrir a trabajos nocturnos.

 

De esta forma, entre las 17.30 horas del sábado 9 de agosto y las 14.30 del domingo 10, las obras provocarán el corte total de tramo Valladolid (cabecera Norte)-Cabezón (cabecera Sur).

 

La interrupción de la circulación afectará a determinados servicios ferroviarios de Larga Distancia y Regionales, que serán reemplazados mediante planes alternativos de transporte. En total, 19 trayectos se verán afectados el sábado día 9, mientras que el domingo serán 17.

 

Adif Alta Velocidad ha pedido, a través de la citada nota de prensa, disculpas a los usuarios y a los ciudadanos en general por las incomodidades provocadas por estos trabajos.

 

TRAMO VALLADOLID-CABEZÓN

 

En el tramo Valladolid-Tres Hermanos-Río Pisuerga-Cabezón se vienen realizando en los últimos meses trabajos de conexión de la línea convencional Madrid-Hendaya con la nueva LAV Valladolid-Palencia-León en construcción, con la Variante Este Ferroviaria de Valladolid y con la entrada al Nuevo Complejo Ferroviario de la ciudad.

 

A partir del 10 de agosto se pondrá en servicio previsiblemente una nueva disposición de vías, con la baja definitiva de la vía I (línea Madrid-Hendaya) entre Valladolid y río Pisuerga (para la posterior construcción de vía en ancho internacional) y la conexión de la vía II, que quedará como vía única en ancho convencional, con el acceso al Nuevo Complejo Ferroviario de Valladolid. Además, quedarán habilitadas las nuevas vías de estacionamiento y maniobras de Tres Hermanos.

 

Las tareas a realizar incluyen trabajos de plataforma y vía, electrificación, así como las pruebas necesarias para las nuevas instalaciones de enclavamientos, comunicaciones y bloqueos.