Las nuevas Urgencias del Clínico de Valladolid viven su primera jornada con normalidad

Urgencias del Clínico de Valladolid. BORIS GARCÍA
Ver album

El recién estrenado espacio, que abrió sus puertas por primera vez este miércoles a primera hora, pasó sus primeras horas con relativa tranquilidad y dentro de lo establecido.

Miércoles, ocho de la mañana. De manera puntual, tal y como estaba previsto, las nuevas instalaciones de Urgencias del Clínico de Valladolid abren sus puertas para comenzar con las primeras actuaciones y situaciones de emergencia que los pacientes puedan necesitar. Muchos meses de obras después, el espacio veía por fin la luz para beneficio de las 260.000 habitantes que podrían necesitar sus atenciones.

 

A media jornada, momento en el que se escriben estas líneas, no había constancia de ningún incidente de especial relevancia dentro de lo habitual para un servicio de Urgencias. Ya se sabe, de las antiguas instalaciones a las nuevas se ha pasado de los 1.397 metros cuadrados que había hasta el momento a los 2.448 actuales, con lo que se facilita la atención a los pacientes.

 

Ya se sabe, el espacio queda dividido en dos zonas; general y pediatría. Los 101 profesionales del espacio adulto, divididos en 72 enfermeras, 28 auxiliares y un supervisor, comenzaron sus primeros trabajos, además de las 13 enfermeras, 10 auxiliares y un supervisor en la de los pequeños.

 

Ahora queda a la espera de que este mes de junio o julio se abra la próxima fase de quirófanos, tal y como desveló este martes el gerente regional de Salud, Eduardo García, lo que supondrá el próximo paso para este céntrico hospital de Valladolid.