Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Las lluvias de marzo incrementan el riesgo de sufrir crisis para 800.000 niños con alergia al polen

Flores

Las lluvias registradas en marzo han incrementado el riesgo de sufrir crisis alérgicas para los 800.000 niños que tienen alergia al polen en España, tal y como aseguran los expertos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP).

Con motivo de la celebración estos días de la Semana Mundial de la Alergia, los especialistas alertan de que estos menores sufrirán esta primavera más crisis que otros años. El motivo de ello es "la proliferación de gramíneas y otras plantas con gran potencial alergénico tras las lluvias del último mes", explican.


Por ello, y ante la aparición de síntomas, como "rinitis, conjuntivitis, asma o urticaria de manera persistente", los expertos acudir al alergólogo pediátrico para el diagnóstico y tratamiento. Respecto a este último, señalan que puede ir orientado a combatirlos, a través de antihistamínicos, o a tratar el origen de la enfermedad con vacunas subcutáneas o de administración oral.

A juicio del presidente de la SEICAP, el doctor Marcel Íbero, las lluvias caídas en marzo han favorecido que las plantas se hayan desarrollado más y, por tanto, "liberen más cantidad de polen, siendo este más agresivo en aquellas zonas con más contaminación". Para él, esta coyuntura "puede provocar que se agraven los síntomas en los niños alérgicos".

SE PUEDE SER ALÉRGICO A UNA PLANTA O A VARIAS

Los pacientes pueden ser alérgicos "a una planta en concreto o a varias", y que la aparición de los síntomas "se relaciona con la zona geográfica y con el clima". Así, indica que en la costa la liberación del polen es más larga y en menos cantidad, "con lo que los síntomas son más duraderos pero de menor intensidad"; mientras que en el interior la liberación es más corta pero en mayor cantidad, "lo que hace que los síntomas sean más severos aunque más cortos".

Por ello, apuesta por tener claro las plantas a las que el niño tiene alergia y conocer su época de polinización "para contrarrestar en la medida de lo posible la intensidad de los síntomas". De esta forma lo señala un estudio publicado en la revista 'Pediatric Allergy Inmunology', que destaca la importancia "de un adecuado diagnóstico".

Por su parte, y retornando a la sintomatología de la enfermedad, la coordinadora del grupo de inmunoterapia de la SEICAP, la doctora Martínez-Cañavate, muestra que la rinitis y rinoconjuntivitis "suelen ponerse de manifiesto en niños a partir de los cuatro o cinco años y en época de polinización". Ante ello, resalta el valor de la inmunoterapia, que "permite frenar la evolución de la alergia en asma".

Por último, la experta avanza una de las novedades que va a presentarse en mayo durante el Congreso de la SEICAP, el diagnóstico molecular. "Con este nuevo avance podemos ver a qué partes de las moléculas del polen tiene alergia el niño", concluye.