Las infracciones penales descienden en Castilla y León un 4,1 por ciento entre enero y septiembre

España registró entre enero y septiembre un total de 1,54 millones de infracciones penales, lo que supone un descenso del 2,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2014, mientras que en Castilla y León el descenso ha sido del 4,1 por ciento y se han contabilizado 55.902 infracciones penales, según consta en el balance hecho público este jueves por el Ministerio del Interior.

MADRID/VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



El informe recoge y presenta la evolución de la criminalidad registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dependientes de las Comunidades Autónomas y también por aquellos cuerpos de Policía Local que facilitan los datos al Sistema Estadístico de Criminalidad. El balance incluye ya las infracciones recogidas en el nuevo Código Penal.

En Castilla y León bajan todos los tipos de delitos y faltas entre enero y septiembre con respecto al mismo periodo del pasado año, excepto la sustracción de vehículos, que crece un 0,9 por ciento.

Así, en la Comunidad, los delitos y faltas descienden un 4,1 por ciento, de 58.287 a 55.902 infracciones; los homicidios dolosos y asesinatos consumados pasan de 7 a 6 (-14,3 por ciento); los robos con violencia e intimidación de 734 a 700 (-4,6 por ciento); los robos con fuerza en domicilios de 2.762 a 2.503 (-9,4 por ciento); la sustracción de vehículos de 558 a 563 (+0,9 por ciento); el tráfico de drogas de 303 a 240 (-20,8 por ciento); los daños de 8.352 a 7.980 (-4,5 por ciento) y los hurtos de 19.209 a 18.290 (-4,8 por ciento).

El estudio sitúa la tasa de criminalidad en España en 43,8 delitos y faltas por cada 1.000 habitantes y sigue la tendencia general descendente de los últimos años. Lo que más ha disminuido son los homicidios dolosos y asesinatos consumados, en un 10,5 por ciento.

Además, los delitos por tráfico de drogas han bajado un 9,9 por ciento, mientras que los robos con violencia e intimidación han bajado un 9,8 por ciento. Los robos con fuerza en domicilios y la sustracción de vehículos a motor han descendido en un 8,8 por ciento y un 7,5 por ciento, respectivamente. Sin embargo, lo que menos ha bajado son los daños --un 1,6 por ciento-- y los hurtos, con un 2,2 por ciento de descenso.

Por territorios, los delitos y faltas han caído en todos, con la excepción de Melilla, donde han subido un 4,3 por ciento, Murcia (+0,8 por ciento) y de los cometidos fuera de España que han crecido un 2,1 por ciento.

Los descensos más acusados se han dado en Ceuta (-10,1%) y Navarra (-9,6%), Asturias y Aragón (-6,3% en ambos casos). Los delitos y faltas también han caído en Andalucía (-3,4%), Baleares (-4,4%), Castilla-La Mancha y Castilla y León (-4,1% en ambos casos), Comunidad Valenciana (-5,4%), La Rioja (-4,5%), País Vasco (-3,8%) y Extremadura (-3,2%).

Más leves han sido las caídas en Cataluña y Galicia (ambas con un -1,8%), Madrid (-0,9%), Murcia (-0,8%), Cantabria (-0,5%) y Canarias (-0,3%).

Interior ha explicado que el informe del tercer trimestre presenta una novedad con respecto a los indicadores que recoge, ya que, esta variación viene determinada por una modificación de los indicadores de criminalidad que utiliza la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT), para hacerlos coincidir con los de Naciones Unidas, y que no incluye los indicadores de "Delincuencia violenta" ni los "Robos con fuerza".

Por otra parte, la entrada en vigor de las Leyes Orgánicas 1 y 2 de 2015 que han modificado la Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal, ha suprimido las faltas penales, convirtiéndose en delitos leves o en infracciones administrativas. Por ello, se agregan en este balance las infracciones penales recogidas en el Código Penal anterior a la reforma, junto con las nuevas infracciones penales que entraron en vigor el pasado 1 de julio de 2015.