Las hormigas y los saltamontes son los que mejor resisten los efectos del fuego

Las hormigas y los saltamontes son los animales que mejor resisten los efectos del fuego, según un estudio en el que ha colaborado el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf), publicado en la revista 'PlosONE', que analiza 274 especies de animales y 4.606 individuos.

El estudio, coordinado por el Centro de Investigaçao em Biodiversidade e Recursos Genéticos de la Universidade do Porto compara, por primera vez, la respuesta al fuego de comunidades como caracoles, arañas, escarabajos, hormigas, saltamontes, chinches, pájaros y reptiles, y ha permitido identificar qué grupos soportan mejor los efectos de fuego, y cuáles son más sensibles a los cambios en el hábitat y a la vegetación que se producen después de un fuego.

Las características que ayudan a aguantar mejor este fenómeno son el tipo de dieta y la movilidad de estos animales: las especies omnívoras --comen de todo-- son más resistentes porque pueden adaptar su dieta a los recursos disponibles tras las llamas, y las que han cambiado su composición antes y después del incendio son las de mejor movilidad, como los pájaros, a diferencia de los caracoles que, al no encontrar escondites, mueren calcinados.