Las guerreras juveniles se tienen que conformar con la 13ª plaza del Europeo

El combinado español, cuyo bagaje estuvo condicionado por el calendario, destacó por su férrea defensa.

El combinado español femenino de balonmano de categoría juvenil ha terminado en 13ª posición su participación en el Campeonato de Europa, tras derrotar a la República Checa. Mientras, las representantes de Suecia se han proclamado campeonas tras imponerse a Rusia en la final celebrada ayer.
 
Jenaro Félix, preparador de la selección española, ha afirmado que "el resultado es malo porque habíamos previsto finalizar mejor", así que "tenemos que aprender a ajustar mejor en los partidos importantes porque un gol llega a marcar la diferencia". Y es que no podemos olvidar que Portugal, cuarta clasificada, logró el billete para la ronda principal por tener un mejor golaverage que España.
 
En la primera ronda España empezó perdiendo con Rumanía (primera de grupo), empató con Portugal y por último ganó a Polonia (anfitrión) en la jornada en la que Portugal ganó a Rumanía (ya clasificada).
 
En la ronda intermedia las "guerreras" vivieron los peores momentos del campeonato tras perder contra Francia, un partido que terminó con Celia Rojo en el hospital, y posteriormente ante Holanda por un abultado 26-16 que no refleja el nivel de ambos equipos.
 
A pesar del resultado final, Jenaro Félix asegura que "no tengo nada que reprochar a las jugadoras porque su actitud ha sido inmejorable desde el primer día y, además, el nivel defensivo ha sido muy alto: hemos demostrado que España practica la mejor defensa de todas, en hombres y mujeres". Sin embargo, considera que "necesitamos más actividades para trabajar las dinámicas de ataque contra distintos dispositivos defensivos". Por último, ha destacado el nivel ofrecido por Ana Marín y Marta Álamo ya que "teníamos dudas con la portería antes de venir pero Ana y Marta han completado un gran trabajo aquí y, al final, ha sido la mejor línea de todas".
 
La experiencia que las jóvenes jugadoras acumulan con su participación en este campeonato es grande, tras comprobar el valor que un gol puede tener para la clasificación final e incluso para inscribirse en el Campeonato del Mundo.