Las exhibiciones de stunt dejan a Valladolid con la boca abierta

Ver album

Tras el Desfile de la Bandera en la mañana de este sábado, era el turno por la tarde de las motos acrobáticas en la Acera Recoletos.

Ver nada más y nada menos que 18.000 moteros revolucionando sus vehículos de dos ruedas desde Puente Duero hasta el centro de Valladolid en el Desfile de la Bandera ya es un espectáculo digno de verse, pero lo cierto es que el show tan solo se encuentra a la mitad en Pingüinos 2014. Este sábado por la tarde era el turno de las exhibiciones de stunt en la Acera de Recoletos.

 

Ante un público numeroso, los acróbatas a dos ruedas y tres ruedas iniciaron sus piruetas que, de no estar perfectamente controladas, serían un peligro para cualquiera con dos dedos de frente. Precisamente ahí está la gracia del stunt, lo complicado se vuelve sencillo para los valientes pilotos.

 

Saltos, idas, venidas, amagos, revoluciones, olor a gasolina… No hace falta decir que todos los asistentes se quedaron con la boca abierta en esta actividad pingüinera, mientras el sol se ponía junto a la estación de trenes. Una sorprendente actividad más que marcan esta 33ª edición del gran evento motero.