Las estaciones de esquí españolas califican la campaña de Navidad de "excelente"

El sector admite que será una temporada "difícil" en rentabilidad por la congelación de tarifas y el brutal incremento del coste eléctrico.

Las estaciones de esquí han tenido una temporada navideña "excelente", según el presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM), Aureli Bisbe, que asegura que algunas estaciones han multiplicado por dos el número de sus visitantes registrando altas ocupaciones hoteleras como el 90% alcanzado en el Valle de Arán.

 

"La temporada navideña ha sido en general excelente para todas las estaciones de esquí españolas", aseguró Bisbé en declaraciones a Europa Press, quién explicó que la contención de precios y la nieve de calidad es "lo que ha marcado la diferencia".

 

"En las Navidades del año pasado hizo mejor tiempo con algunos días de más sol. Pero este año en la primera semana se han disfrutado de varios días de nieve buenos y en la semana de Reyes al final también", explicó el presidente de Atudem.

 

Esta temporada, al igual que las anteriores las estaciones de esquí han mantenido precios, lo que supone una pérdida importante de ingreso medio para las estaciones. Según los cálculos de la asociación el ingreso medio por visitante en España ascendió durante la temporada pasada a 20,86 euros, frente a los 22,24 de promedio en Europa.

 

"Esta será una temporada difícil, no podemos negarlo, porque los precios no han subido, en algunos lugares incluso han bajado lo que se ha sumado al incremento del costes como el eléctrico que se han disparado de forma brutal. Hay que estar atento a todo esto para calcular finalmente en mayo la rentabilidad obtenida", explicó Bisbé que confía en que la temporada sea "muy favorable".

 

Las previsiones de la Asociación para esta temporada es alcanzar los cinco millones de esquiadores superando las cifras de la pasada temporada gracias a los 14 millones de euros de inversión realizados en las diferentes estaciones a lo largo del territorio español.

 

Por estaciones, la leridana de Baqueira Beret ha recibido un total de 160.000 esquiadores. La estación ha estado abierta casi todos los días y las buenas condiciones de nieve "han contribuido a que haya tenido una ocupación importante", siendo el día 29 de diciembre el día de mayor afluencia con casi 20.000 esquiadores.

 

Según Baqueira, la ocupación hotelera del Valle de Arán ha superado el 90% y a pie de pistas ha sido del 100%. La media diaria de esquiadores ha sido de 11.500 personas, siendo la semana de fin de año la de mayor afluencia con 95.000 visitantes.

 

"Esta gran cifra de visitantes y esquiadores ha tenido su repercusión en la actividad económica del territorio, ya que los comercios y establecimientos turísticos han trabajado a gran nivel durante el periodo vacacional", explicó la consejera de turismo, comercio y consumo del Consejo General del Valle de Arán, Anna Díaz.

 

Por su parte, las cinco estaciones de Aramón (Huesca y Teruel) contabilizaron cerca de 200.000 esquiadores, cifra similar a la registrada del pasado año, con 215.000 personas.

 

El sábado, 29 de diciembre, las estaciones de Aramón registraron su máxima afluencia, con más de 23.000 esquiadores. Por las estaciones turolenses han pasado cerca de 30.000 esquiadores, mientras que por las oscenses más de 160.000.

 

En los valles aragoneses la ocupación ha rozado el 100% tanto en hoteles como en segundas residencias, lo que ha repercutido de forma muy positiva en la economía de los valles. "Estos datos nos permiten ser optimistas para seguir afrontando la temporada con buenas perspectivas", aseguran desde la estación de esquí.

 

A pesar de que la meteorología no ha sido tan benigna como en las vacaciones de Navidad del pasado año, la ocupación también fue elevada, cercana al 80% en Sierra Nevada, las mismas cifras que en 2012, aunque aumentó el número de visitantes de 123.000 a 127.000 esta última temporada.

 

La consejera delegada de Cetursa Sierra Nevada, Maria José López, expresó su satisfacción por las cifras, que mantienen a la estación "en una gran situación", pero "por encima de esos buenos números, resulta mucho más significativo el esfuerzo desarrollado por todos los departamentos de la estación para tenerlo todo perfecto en situaciones no muy favorables".

 

"Hemos hecho frente a numerosas contingencias sin que hayan afectado a la jornada de esquí de los clientes. Ha habido que desbloquear remontes y lo hemos hechos rápido y bien a pesar de las dificultades, y más de un día hemos tenido que pisar dos veces las pistas para dar más calidad a los usuarios", añadió.

 

En Andorra también se han cerrado las vacaciones de Navidad con excelentes resultados. Las buenas condiciones de la nieve y la apertura del 100% del dominio permitieron aumentar un 9% el número de visitantes. El día 29 de diciembre se consiguió la cifra récord de asistencia en la historia de la estación con 26.430 esquiadores.

 

El origen de los visitantes que ha recibido la estación estos días de Navidad se ha centrado principalmente en el mercado español --en el que destacan en especial los provenientes de Cataluña, Madrid y Valencia--, francés y ruso. Estos dos últimos, así como el británico, han experimentado un ligero crecimiento que certifica la cada vez mayor internacionalización del dominio.