Las esculturas de la portada de la Catedral de Ávila, en desintegración, se muestran desmontadas

Las esculturas de la portada de la Catedral de Ávila, en proceso de desintegración y que fueron retiradas hace meses, pueden verse expuestas en el templo tras decidirse que no regresarán al lugar en que se encontraban.


ÁVILA, 11 (EUROPA PRESS)



El deán del templo, Fernando Gutiérrez, ha explicado que la velocidad del deterioro de la portada de piedra dolomía se debía a problemas de disgregación" y las esculturas que la conformaban se podrán ver desde este lunes, bajo el título de 'Contra tiempo y materia', en la Catedral de Ávila.

La mayor parte del agua que cae en la terraza del nivel superior se filtra hacia los rellenos de la portada y aflora por la sillería, lo que sumado al hielo y al viento, ha causado que las estatuas se hayan estropeado, unido a las suciedad de las palomas.

Las esculturas, que datan del siglo XVIII en una Catedral cuyo origen se encuentra en la transición del románico al gótico. La Fundación del Patrimonio Histórico desmontó las esculturas para restaurar la fachada de la Catedral, donde se colocó una malla, y tras observar su estado decidió no volverlas a colocar en su lugar de origen.

El patrono de la fundación y presidente de la Fundación Caja de Ávila, Pablo Luis Gómez, ha explicado que el proyecto se encuentra en redacción "para determinar la solución más adecuada para los huecos deshabitados ahora por las estatuas".

El proyecto del resto de la fachada, construida en el mismo tiempo de piedra, determinará cómo protegerla del agua.