Las entidades sin ánimo de lucro de Valladolid ponen en marcha la campaña 'X Solidaria'

JORGE IGLESIAS

El denominado 'Tercer Sector' de Castilla y León, formado por entidades sin ánimo de lucro, ha puesto este miércoles en marcha la campaña 'X Solidaria' para que los 295.106 contribuyentes de la Comunidad que en la declaración de la renta acostumbran a dejar en blanco la casilla del 0,7 de su cuota íntegra del IRPF lo dediquen a actividades de interés social.

Los impulsores de la campaña pretenden que estos casi 300.000 ciudadanos, objetivo de la misma, se sumen a una práctica que en 2015 fue secundada por 559.185 contribuyentes de Castilla y León y por 10,4 millones en el conjunto de España, con incrementos en el primer caso de 10.750 declarantes y en el segundo de 200.000 con respecto al ejercicio de 2014.

 

De la importancia de rellenar la 'casilla solidaria' lo pone de manifiesto el hecho de que los fondos obtenidos a través de esta vía, 297 millones el pasado año, 12 millones más que en el anterior ejercicio, permitieron que 470 ONG de toda España desarrollaran un total de 1.272 programas sociales que beneficiaron a 7 millones en el país, de ellos 380.000 en Castilla y León.

 

Sin embargo, un 24,22 por ciento de los ciudadanos deja en blanco la casilla y otro 22 por ciento marca en exclusiva la reservada a la Iglesia católica, ha explicado, en representación del 'Tercer Sector', Juan Manuel Polentino, de ahí la llamada a los primeros para que hagan uso de dicha potestad y a los segundos para que también rellenen el habilitado para actividades de interés social.

 

DESCONOCIMIENTO

 

"Hay una investigación realizada por la Plataforma de ONG que revela que uno de cada tres contribuyentes no sabe que puede marcar las dos casillas y un 61 por ciento desconoce que las dos ayudas se suman y pueden tener un efecto doble", ha advertido Polentino, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, se ha felicitado de que cada año son más los ciudadanos que destinan parte de sus impuestos a fines de interés social que, en más del 70 por ciento, se dirigen a programas de acción social, otro 19 por ciento a cooperación al desarrollo (África, Asia y América Latina) y un 3 por ciento a protección del medio ambiente en España.

 

Junto a Polentino han comparecido ante los medios un beneficiario de este tipo de ayudas, Iván, del Centro San Juan de Dios de Valladolid, y Eduardo, voluntario de Cruz Roja en el Centro de Drogodependientes que dicha organización tiene en la capital, quienes han hecho un llamamiento a los ciudadanos para que muestren su solidaridad con los más desfavorecidos a través de la campaña del IRPF.

 

En el primer caso, Iván ha expresado su agradecimiento porque gracias a este tipo de ayudas ha podido participar en el programa 'Ciudadanía Activa', que le ha ayudado a gozar de mayor autonomía y a decidir por sí mismo sobre aquellas cuestiones que atañen a su personas, mientras que el voluntario de Cruz Roja ha recordado que la solidaridad, además de la labor de voluntariado, también puede practicarse de forma mucho más sencilla desde la declaración del IRPF.

 

"No pagamos más ni nos devuelven menos, y ello supone que un 0,7 por ciento de nuestros impuestos se destinan exclusivamente a personas desfavorecidas", ha resumido Eduardo.

 

En Valladolid, de un total de 265.646 declarantes, 87.220 rellenan exclusivamente la casilla para actividades de interés social y otros 65.200 utilizan el recuadro reservado a la Iglesia católica, frente a otros 58.114 que dejan en blanco ambas casillas.