Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Las empresas señaladas son contratistas del Ayuntamiento de Salamanca desde hace años

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, en un acto en el Ayuntamiento.

El documento que revela posible financiación ilegal del PP salmantino en las municipales de 1999 apunta a varias empresas que recibían contratos del Ayuntamiento y que pagaron fuertes cantidades o colaboraron sufragando algunos gastos. Algunas se mantienen como proveedoras del Ayuntamiento en la actual legislatura.

El documento revelado por la edición digital de 'El País' recoge con claridad los nombres de varias empresas con un denominador común: el haber sido o ser todavía contratistas del Ayuntamiento de Salamanca. Una situación que remite a otros sistemas de corrupción vinculados al PP y a la financión ilegal de los partidos políticos, como el caso Gürtel, y que despierta las sospechas sobre la relación entre las aportaciones a los gastos del partido y la adjudicación de contratos.

 

Según la información publicada por 'El País', todas las empresas cuyos nombres se aprecian con claridad han sido consultadas y todas han negado pagos, ni en 'a' ni en 'b'. Sin embargo, el documento autógrafo de Fernando Rodríguez recoge lo que parecen aportaciones por parte de varias de estas empresas, cuyos nombres son conocidos por haber sido contratistas o concesionarias de servicios con el Ayuntamiento de Salamanca.

 

La primera es Seragua que, según la información de 'El País', ya era por entonces concesionaria de uno de los contratos municipales más jugosos, el de la gestión del suministro de agua. En la información aparece el testimonio de Fernando Pablos, concejal socialista en la corporación que aprobó la concesión, que cifra en 18 millones de euros y un canon lo que pagó para hacerse con la concesión por 25 años, "un mal negocio para la ciudad", según Pablos. Seragua, actualmente Aqualia (propiedad de FCC), se hizo con el contrato hasta 2022, aunque recientemente el Ayuntamiento, con Fernández Mañueco de alcalde, ha aprobado una prórroga del mismo por cinco años y el pago de 3 millones de euros en compesación por asumir costes adicionales. Según los papeles de Fernando Rodríguez, pagó al PP 2,55 millones de pesetas para la campaña de 1999.

 

Entre las citadas está Eulen, habitual contratista del servicio de parques y jardines, contrato que todavía mantiene. Según 'El País', poco después de las elecciones ganó el contrato de la gestión de las piscinas municipales, vigente hasta hace unas semanas, y que ha tenido un coste de más de 650.000 euros/año; duró 15 años. Según el diario, Eulen pagó las azafatas por un coste de 548.000 pesetas y se le apunta una aportación de 2 en 'b', presumiblemente, millones de pesetas.

 

También se distingue el nombre de Gecocsa, empresa de obra pública que contrata muy habitualmente con el Ayuntamiento de Salamanca. Los 'papeles' le atribuyen una aportación de 2,5 (millones de pesetas) en 'b'. Gecocsa ya ejecutaba obras por encargo municipal por aquel entonces en Salamanca. En esta legislatura, con Alfonso Fernández Mañueco como alcalde, ha conseguido el contrato de conservación y renovación de los asfaltos de la capital por cuatro años prorrogables por dos más, por un valor total de 14,5 millones de euros; el contrato, en UTE con Aceinsa, se decidió en abril de 2013 con lo que lo mantendrá hasta 2019. Ejecuta en la actualidad las obras del parking de La Radio y ha terminado recientemente la reforma de la plaza de Santa Eulalia.

 

Por último, también aparece el nombre del Grupo Curto, una de las empresas de construcción más conocidas de Salamanca. Según 'El País', adquirió en 2000 el edificio sede del OAGER que posteriormente alquiló en 2001 al Ayuntamiento de Salamaca por 376.000 euros al año, un 60% más que lo pagado hasta entonces, (234.000 euros.