Las empresas con mayor facturación de Valladolid podrían pagar un incremento en el IAE

El Ayuntamiento de Valladolid plantea diferentes alternativas que buscan la progresividad de tribuntos municipales 

TENSIÓN ENTRE PP Y SÍ SE PUEDE

 

La reunión del Grupo de Trabajo, según han explicado los ediles presentes, ha terminado con más tensión entre los portavoces del Grupo Popular y Sí Se Puede, cuando Jesús Enríquez ha insistido en que este asunto de la progresividad de tributos debía tratarse, como se acordó en el Pleno municipal del mes de febrero, en una Comisión y no en un grupo de trabajo, que hoy celebraba su tercera reunión.

 

De hecho, Jesús Enríquez ha solicitado una consulta al secretario general del Ayuntamiento para que determine la forma en la que se debe trabajar. "La sorpresa ha sido que esto es un grupo de trabajo y no una comisión, de modo que no se levantan actas ni se hacen resúmenes sobre lo que hemos pedido y lo que nos han respondido", ha explicado

 

Enríquez considera "imprescindible" que se levanten actas de estas reuniones "si tanto se habla de transparencia", pues de lo contrario entiende que los ciudadanos no pueden conocer lo que se trata.

 

Por su parte, Charo Chávez ha considerado que "no debería haber tal polémica" y entiende que el grupo de trabajo es "compatible" con una comisión que se constituya próximamente, si bien el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha considerado que la constitución de una comisión entorpecería el proceso.

 

En todo caso, tanto Chávez como Herrero han querido defender el trabajo que realizan los técnicos del Área de tasas y tributos.

Este jueves se ha celebrado la tercera reunión del grupo de trabajo para la progresividad de tributos municipales en la que se ha trabajado sobre algunas de las propuestas ya presentadas por Toma la Palabra y se han sumado las presentadas por el PSOE y el Partido Popular. Con todo lo que pueda entrar en las posibilidades de las competencias municipales se elaboraría un documento con la intención de incorporarlo a la Ordenanza de tasas y tributos municipales de 2017.

 

La portavoz del Grupo de VTLP, María Sánchez, ha explicado que la Concejalía de Hacienda va a estudiar algunas de sus propuestas, que considera que van en sintonía con las de otros grupos políticos pues entiende que coinciden en el objetivo de que "pague más el que más tiene" y que se establezcan bonificaciones para que quien dispone de menos recursos pueda pagar menos.

 

Entre esas propuestas, Sánchez ha destacado la intención de incrementar la recaudación del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) pues su Grupo entiende que es un impuesto que grava a las empresas con una cifra de negocio superior a un millón de euros al año, que serían "las que más pueden aportar al erario público" y que se les "cobra mucho menos que en otras ciudades".

 

En este sentido, ha explicado que VTLP ha hecho un estudio comparativo con otras ciudades en lo relativo al coeficiente de situación que se aplica en función de la categoría que tiene la vía en la que se encuentra la empresa. Este tipo, según Sánchez es un punto inferior al de capitales como Madrid, Zaragoza y Córdoba para calles de primera y segunda categoría.

 

Los grupos municipales de PSOE y Sí Se Puede se han mostrado a favor de esta medida si los técnicos determinan que es posible, mientras que el portavoz del Grupo Popular, Jesús Enríquez, en declaraciones a los medios de comunicación, no ha manifestado que se oponga a la propuesta pero ha apostado por revisar los criterios que establecen las categorías de calles que determinan los coeficientes aplicables al IAE.

 

Enríquez ha recordado que se establecieron "hace mucho tiempo" ya que la crisis económica ha tenido una "incidencia evidente" en la actividad empresarial y comercial. También ha apuntado que determinadas calles que se consideran de categoría uno por estar en el centro "no tienen un tránsito excesivo de peatones".

 

El portavoz 'popular' ha precisado que este impuesto afectaría a unas 4.000 empresas que tributan en el municipio y que facturan por encima del millón de euros al año, por lo que están exentas "los comercios habituales que se ven en las calles, como peluquerías o panaderías".

 

El PSOE incluye otras propuestas, como bonificaciones para las empresas que utilicen o produzcan energía a partir de instalaciones para el aprovechamiento de energías renovables y para compañías que sean declaradas "de especial interés", si bien habría que concretar este concepto en la ordenanza municipal.

 

IBI

 

Otras propuestas de Valladolid Toma la Palabra han sido incrementar el Impuesto de Bienes Inmuebles a las viviendas vacías, para lo que ha recordado que en el Pleno municipal se aprobó instar al Estado a desarrollar este concepto, algo que apoyan el PSOE y VTLP.

 

En el IBI se centran varias medidas planteadas por los socialistas, como serían el establecimiento de gravámenes progresivos por tramos a los bienes de naturaleza urbana no residencial; o la bonificación del 50 por ciento para inmuebles con instalaciones de aprovechamiento térmico o eléctrico y del 25 por ciento para organismos públicos de investigación y enseñanza universitaria.

 

Sobre este tributo, el portavoz del PP ha explicado que ha preguntado a los miembros del equipo de Gobierno si se va a aplicar la propuesta que, según señala, figuraba en el acuerdo de Gobierno de PSOE y VTLP para bajar el IBI a las viviendas más pequeñas e incrementárselo a las de valor catastral superior a los 400.000 euros, si bien afirma que no ha obtenido respuesta.

 

En cuanto al Impuesto de Vehículos de Transmisión Mecánica, Toma la Palabra apuesta por bonificar más a los vehículos que sean medioambientalmente más sostenibles (híbridos y eléctricos), mientras que el Grupo Popular ha recordado que ya ha propuesto diversas medidas.

 

Tanto VTLP, como PP, PSOE y Sí Se Puede coinciden completamente en bonificar en mayor medida en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en obras dirigidas a mejorar el acceso y la habitabilidad para discapacitados. En este tributo, el Grupo Popular añade la propuesta de bajarlo, pues ha recordado que se encuentra en el tope máximo y que afecta al sector de la construcción, "uno de los peor parados por la crisis".

 

Finalmente, el Grupo Popular ha insistido en la petición de rebajar en un 10 por ciento el impuesto de plusvalías y ha añadido otra crítica a la "transparencia" del equipo de Gobierno porque no han aportado la información sobre la incidencia que ha tenido la revisión catastral aplicada este mismo año sobre este tributo.