Las emergencias o carreteras las atenderá quien más cerca esté

De este modo, habrá un "inventario único" de los medios de las administraciones.

El Gobierno plantea en su informe para la reforma de la Administración Publica compartir medios con las comunidades autónomas para que las emergencias o el mantenimiento de las carreteras sea atendido por la administración que esté más cerca. Así, habrá un "inventario único" de los medios de las administraciones.

  

La propia vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha apostado este viernes por que el Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos compartan medios. Como ejemplo de ello ha citado los equipos de emergencia y ha defendido la conveniencia de hacer un inventario con "todos los equipos", de forma que en caso de un accidente "se desplace el que esté más cerca".

  

"Lo mismo con el mantenimiento de las carreteras, que vaya el que esté más cerca", ha declarado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha presentado algunas de las medidas recogidas en el informe para la Reforma de las Administraciones Públicas, que generarán un ahorro de 6.500 millones para la administración entre 2012 y 2015.

  

El informe prevé la conexión de bases de datos y los registros públicos estatales y autonómicos en distintos ámbitos, de especial relevancia para, por un lado, disponer del título habilitante en todo el territorio nacional para desempeñar una actividad; por otro, para conocer la totalidad de actuaciones públicas en cada sector (prestaciones asistenciales, subvenciones, ayudas a la actividad empresarial); y por último, para asegurar el adecuado conocimiento que deben tener las autoridades de los expedientes tramitados en otros ámbitos, de especial importancia en el judicial".

 

CENTRAL DE INFORMACIÓN

  

Además, el informe de la CORA recoge medidas como la creación de una Central de Información para terminar con la dispersión existente en las fuentes de información pública en materia presupuestaria, financiera y económica y con los diferentes criterios aplicados a la hora de dar y ofrecer los datos.

  

Esta central estará alojada en el portal del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (www.minhap.gob.es) y supondrá "una reducción de los tiempos de búsqueda, mejorará la cantidad y calidad de la información económica, presupuestaria, financiera y estadística del Departamento, aumentará la interoperabilidad y reutilización de la misma y evitará la duplicidad de las publicaciones". Sáenz de Santamaría ha dicho que el objetivo es poder hacer un seguimiento "más puntual y coordinado" de todos los datos.

 

SISTEMA DE MEDICIÓN DE LA EFICIENCIA

  

Además, Sáenz de Santamaría ha destacado que el Gobierno implantará un sistema de medición de la eficiencia en las administraciones públicas, lo que permitirá saber cuánto se tarda en resolver un procedimiento o trámite y si se puede hacer mejor.  

  

Según la CORA, permitirá medir la carga de trabajo en las unidades administrativas, calcular el tiempo medio de tramitación de los expedientes, evaluar la productividad de cada unidad y compararla con las homogéneas, lo que posibilitará reasignar recursos y ajustar las retribuciones.

  

Con ello, además, se podrá "corregir la demora con la que se resuelven los procedimientos en las unidades tramitadoras". "Se podrá publicar en las páginas web de los Organismos el tiempo de tramitación de los procedimientos con mayor incidencia en los ciudadanos, así como las variaciones en el mismo", añade el documento.

 

PRESUPUESTO CON BASE CERO

 

 La CORA propone también medidas para mejorar la eficiencia y la eficacia, como la implantación de un sistema de medición de la eficiencia para conocer, por ejemplo, cuánto tardan los procedimientos administrativos.

  

En este tercer capítulo también se incluiría la elaboración de presupuestos partiendo cada año de cero, la ley de factura electrónica, la nueva ley de subvenciones, la mejor gestión de medios comunes: reducir cuentas corrientes de las AAPP, gestión de inmuebles, compartir medios informáticos, lograr un modelo centralizado de contratación, etc.

  

Un cuarto gran capítulo es el de aquellas medidas que el Gobierno cree que ponen directamente la administración al servicio del ciudadano. El objetivo principal, según la vicepresidenta, es acabar con la "maraña legislativa" que denuncian empresarios y ciudadanos. Para ello, se planean 17 nuevos textos refundidos hasta final de legislatura, que compilen y ordenen muchas normas; también, una nueva ley de procedimiento administrativo, una ley de evaluación ambiental para evitar que se prolonguen en exceso los plazos de informe, o un tablón de edictos único para todas las administraciones, entre otras propuestas.

  

Este cuarto apartado es el que recoge la creación de la ventanilla única para empresas y emprendedores y el impulso de la administraciones electrónica. El Gobierno plantea que el avance de las nuevas tecnologías llegue a la oferta de empleo, con un portal en el que se concentren todas las propuestas de trabajo, a las subastas que se realizan en el ámbito de la justicia y en la administración, de manera que muchos más ciudadanos puedan participar en ellas y beneficiarse; y también al registro de los nacimientos, que podrá ser igualmente electrónico.