Las ecoterrazas volverán a ‘invadir’ Valladolid “en un par de meses”

Una de las tres ecoterrazas 'abandonadas' en la Acera de Recoletos. JUAN POSTIGO

El Ayuntamiento ha aprobado el expediente de contratación para la concesión de cinco ecoterrazas, de manera que salen a concurso a espera de que un adjudicatario se haga con la licencia, habiendo ya varios interesados.

Las ecoterrazas volverán a ‘invadir’ Valladolid “en un par de meses”, o así lo aseguran desde el Ayuntamiento después de que este viernes se aprobara en Junta de Gobierno el expediente de contratación de cinco ecoterrazas, de manera que estas salen ahora a concurso a la espera de cinco adjudicatarios que quieran hacerse con sus servicios. La propia concejal del Consistorio, Mercedes Cantalapiedra, valoraba con optimismo la decisión que volverá a traer estas particulares terrazas cubiertas a las calles de la ciudad.

 

“Nos ha costado pero lo hemos conseguido”, comenzaba la edil después del periplo por el que han pasado estas casetas ecológicas. En su día hubo otros cinco adjudicatarios que se hicieron con estas ecoterrazas, a las que decidieron renegar tras una marcha bastante irregular y al no contar con el público esperado. Tras la renuncia de estos, los pequeños locales se encontraban - y se encuentran- desde entonces vacíos delante de los propios bares que los contrataron, a la espera de que el Ayuntamiento de Valladolid decidiera retirarlos... o hacer lo que estimase oportuno con ellos.

 

La cuestión es que estas cinco ecoterrazas desmontables no se han movido de sus respectivos lugares –tres se encuentran en el Paseo de Recoletos, otra en el Paseo Zorrilla y una última en la calle Magallanes-, pese a que el propio Ayuntamiento aprobó en junio del año pasado la extinción de las concesiones de dominio público y su desmontaje, al parecer para evitar gasto a las arcas municipales. Pero era el momento de que estas regresaran, toda vez que parece que hay empresarios interesados en ello.

 

NUEVA LICENCIA

 

“Hemos tenido que salvar un expediente para sacar el nuevo concurso. Algunos antiguos adjudicatarios sí habían cumplido con los compromisos establecidos de estar al corriente de pagos, pero había alguno que no, y la normativa no dejaba volver a sacar a concurso hasta que esto se solucionara”, ha explicado Mercedes Cantalapiedra a Tribuna de Valladolid.

 

“Una vez solucionado este tema hemos podido proceder a este nuevo concurso que sale desde ya, modificando las condiciones para que sean más favorables para los interesados. En definitiva, lo que se pretende es que demos salida a esta inversión y tenga rentabilidad para todos”.

 

Ahora toca esperar a que las empresas interesadas se pongan en contacto con el Ayuntamiento de Valladolid para hacerse con una de estas ecoterrazas, al módico precio de 5.000 euros mensuales, en una concesión que duraría cinco años con la posibilidad de prorrogar el contrato otros cinco.

 

En estas ecoterrazas, que tendrían que desmontarse de su actual ubicación para trasladarse hasta donde le interesase al inversor –lo lógico sería enfrente de su establecimiento, claro-, se podrían “desarrollar actividades de hostelería, heladería o tienda degustación asociada a un restaurante, comedor o bar; otras de exposición o exhibiciones de productos, presentaciones y salas de lectura; e iniciativas dirigidas a niños, como ludotecas con monitor para establecimientos hosteleros en cumpleaños infantiles”, según ha explicado el Consistorio.

 

¿Pero y qué tienen las ecoterrazas que no tuvieran antes y que pudieran hacer que funcionaran? “El interés que han tenido algunos empresarios. Unas fueron bien al principio y otras no, no acabamos de entender esa diferencia, pero la realidad es que ahora vuelve a haber empresarios interesados”, continúa Cantalapiedra. Vamos, ninguna garantía, pero por probar que no sea.

 

“Calculo que en un par de meses esto debería estar resuelto y ya estén en actividad, la intención es que salgan las cinco al mismo tiempo. Hasta ahora no habíamos quitado aquellas que podíamos haber retirado porque suponía una serie de gastos a las arcas municipales. Ojalá ahora salgan las cinco ‘novias’ del tirón, y si no fuese así el resto se retirarían porque bastante paciencia han tenido algunos establecimientos manteniéndolas ahí a su puerta hasta ahora”.

 

Por el momento, y según la concejal de Comercio, hay tres empresarios que han mostrado "interés importante", además de algún otro que ha preguntado, pero ahora es el momento de oficializar el interés presentando papeles. “Calculo que en un par de meses debería estar ya su nueva adjudicación y situación, ya que habrá que desmontarlas y trasladarlas, claro”, insiste Cantalapiedra. Varias dudas, con el único detalle claro de que en un par de meses las ecoterrazas volverán a alzar el telón en Valladolid.