Las Diputaciones de León y Valladolid unen esfuerzos en proyectos comunes

Los presidentes de las diputaciones de Valladolid y León con escolares en el Museo del Pan.

Un protocolo común permitirá trabajar en materia cultural y turística, emprendimiento, medio ambiente, agroalimentación y en buscar financiación europea.

La unión hace la fuerza. Así al menos lo creen los presidentes de las diputaciones de Valladolid y León, Jesús Julio Carnero y Julio Martínez Majo, quien este martes han firmado en la localidad de Mayorga, en el Museo provincial del Pan, un protocolo de colaboración entre ambas instituciones en diversas materias de emprendimiento, comunicaciones, turismo, cultura y proyectos europeos, que tendrá una duración de dos años.

 

Además de exigir la “agilización” de los trámites para la redacción del proyecto de la Autovía A-60 entre Villanubla y Santas Martas, convocarán una reunión de alcaldes, probablemente en la localidad de Valderas, para abordar los problemas específicos de los municipios del norte de Valladolid y el Sur de León, en la comarca de Tierra de Campos. “Nos preocupa la despoblación, las vías de comunicación y el apoyo a los productos agroalimentarios de ambos territorios, como la lenteja pardina”, ha dicho el presidente de la Diputación de León.

 

Otro de los proyectos estrella que quieren impulsar ambas diputaciones es la recuperación de la Vía Verde, en el antiguo trayecto del ferrocarril conocido como el Tren Burra entre Medina de Rioseco y Palanquinos. En este caso Martínez Majo explica que ya hay un ejemplo, que es el tramo entre Valencia de Don Juan y Castrofuerte. El proyecto implicaría una reforestación y recuperar este espacio para el turismo medioambiental, sin olvidarse de estaciones, apeaderos y almacenes.

 

A nivel cultural, Jesús Julio Carnero ha destacado dos proyectos muy concretos. Uno previsto para este mismo año, donde las diputaciones promocionarán a artistas nóveles de León que puedan exponer en Valladolid y viceversa. Asimismo, se quiere organizar “una magna exposición en 2017 con los recursos patrimoniales de ambas instituciones” y que se expondrán en las dos capitales.

 

Por su parte, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, ha explicado que se unirán esfuerzos para buscar financiación europea en diversos proyectos que incidan en el emprendimiento, el empleo o el medio ambiente. En este sentido, se está estudiando la posibilidad de acogerse a la iniciativa URBACT III. Martínez Majo ha recordado que entre ambas provincias suman "casi un millón de habitantes, de los cuales la mitad habitan en el medio rural".

 

También ha destacado las fortalezas de cada provincia en proyectos de los que pueden tomar buena nota las provincias. “Nosotros tenemos consolidado el proyecto Alimentos de León, que ha iniciado ahora la provincia de Valladolid. Mientras que en la Diputación de Valladolid funciona muy bien el Plan Impulso”.

 

Por último, Jesús Julio Carnero, ha recordado que el embrión de este protocolo de colaboración está en materia turística y cultural con el intercambio de escolares de León que visitan las instalaciones del Museo provincial del Pan en Mayorga y alumnos vallisoletanos que hacen lo propio en el cetro etnográfico de Mansilla de las Mulas (León). En total son más de 1.200 los alumnos que participan en el intercambio. De hecho, los presidentes han coincidido este martes en el Museo del Pan con un grupo de alumnos del colegio Fray Bernardino de la localidad leonesa de Sahagún. 

Noticias relacionadas