Las denuncias por violencia de género repuntan y llegan a 5.132 en Castilla y León

Fachada de la Audiencia de Valladollid.

Castilla y León ha registrado un total de 5.132 denuncias ante los juzgados de violencia sobre la mujer a lo largo de todo el año 2014, lo que supone un incremento del 19 por ciento con respecto al montante total de denuncias registradas en 2013 --4.154--.

Esta cifra supone un 4,04 por ciento del total de denuncias presentadas en el ámbito nacional, donde se llegó a las 126.742 denuncias, lo que supone un incremento del 1,5 por ciento con respecto a las presentadas en 2013.

Los datos desvelan que durante el año pasado se registraron una media de 17 denuncias al día en la Comunidad.

 

Así, del total de denuncias presentadas 568 fueron se cursaron directamente por la víctima, 11 por familiares, 3.385 derivaron de atestados policiales --3.305 por parte de la propia víctimas, 79 por un familiar y 907 por intervención directa policial-- mientras que 252 se cursaron tras un parte de lesiones y 10 por los servicios asistenciales.

De este modo, en Castilla y León se registraron 20,6 denuncias por cada 10.000 habitantes y 40,6 denuncias por cada 10.000 mujeres.

 

En este caso, Baleares con 84 denuncias por cada 10.000 habitantes, Murcia con 69, Comunidad Valenciana y Canarias, ambas con 65, y Andalucía con 63, son las Comunidades con una mayor tasa de denuncias, mientras que La Rioja, con 34 denuncias por cada 10.000 habitantes, País Vasco y Extremadura, con 35 ambas, y Galicia con 36, son las comunidades con una menor tasa de denuncias.

Por otra parte, en el año 2014 se produjeron en la Comunidad 853 renuncias a continuar con el proceso judicial, un 16,6 por ciento del total de denuncias presentadas. La mayoría de las renuncias fueron presentadas por españolas --544--, mientras que 309 procedían de ciudadanas extranjeras.

ÓRDENDES DE PROTECCIÓN

Un total de 1.354 órdenes de protección fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer en Castilla y León en 2014, lo que supone un incremento del 7,6 por ciento con respecto a 2013 cuando de solicitaron 1.252. En 2014 se resolvieron 856 y se denegaron 498.

Además, derivadas de las órdenes de protección y medidas cautelares se adoptaron 2.141 medidas penales, entre las que destacan la orden de alejamiento (896 casos), la prohibición de comunicación (867) y la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión (77).

Al mismo tiempo se dictaron 569 medidas civiles cautelares mientras se resolvía el proceso penal. Un total de 215 fueron en relación con la prestación de alimentos y 202 resolvieron la atribución de la vivienda. En 48 casos las medidas supusieron la suspensión de la guarda y custodia de los hijos y en 34 supuestos se procedió a la suspensión del régimen de visitas.

La mayoría de los delitos de violencia sobre la mujer los cometió el cónyuge en el 30,9 por ciento de los casos; seguido por uno de los miembros de una exrelación afectiva --28,43 por ciento de los casos--; una relación afectiva actual en el 27,9 por ciento de lso casos y en el 12,7 por ciento por un excónyuge.

Durante 2014, el 73,6 por ciento de las sentencias penales en el ámbito de la violencia de género fueron condenatorias, con un total de 473 condenados y 170 absueltos.