Las comuniones suponen un gasto medio de 2.000 euros en Castilla y León

Uno de los vestidos que se pueden adquirir en la tienda Burrito Pepe en la calle Menéndez Pelayo. JORGE IGLESIAS

La celebración de la Primera Comunión cada año es más cara y supone un gran reto para los bolsillos de las familias. Se prevé un aumento del 3% de gastos respecto al año pasado.

Niñas

 

Vestido: 318 euros

 

Complementos: 112 euros 

 

Peluquería: 35 euros

 

Niños 

 

Traje almirante: 228 euros

 

Traje marinero: 160 euros

 

Complementos: 58 euros 

 

TOTAL niño (traje, complementos, 25 invitados y detalles): 1.843 euros

 

TOTAL niña (vestido, complementos, 25 invitados y detalle): 1.932 euros

 

El mes de mayo es sinónimo de celebración. Entre ellas se encuentra el acto más importante para los niños, su Primera Comunión. Como cada año la Unión de Consumidores de Castilla y León ha realizado un estudio sobre lo que supone para una familia esta festividad... y las noticias no son buenas para los bolsillos. Los preparativos empiezan con bastante antelación y, normalmente, la elección más cuidadosa son los vestidos y trajes por lo que el mercado ofrece una amplia gama de elección en precios y modelos.  

 

El vestuario de las niñas supone un gasto mayor para las familias, una media de 318 euros. Pero esto no acaba aquí, donde cabe destacar el precio de los complementos. Un adorno para el pelo ronda los 25 euros y los guantes o bolsos se acercan a los 40. Por otro lado, el traje del niño varía más; el mercado ofrece normalmente dos opciones, entre ellas el denominado almirante con un precio medio de 228 euros; y el de marinero por 160.

 

Pero claro, este día tan señalado también necesita un recuerdo, por lo que la familia suele entregar a cada comensal un detalle que oscila entre los 3 euros. Además, cada niño debe de llevar un accesorio básico a mayores, lo habitual es que sea un regalo de los padrinos. Entre ellos se encuentra una medalla con un precio de 60 euros, junto con el rosario y una Biblia que suponen un aumento de 60 y 35 euros, respectivamente.

 

Los gastos más relevantes, una vez elegido el vestido, es el banquete con un precio por cubierto de 40 euros. Esto varía según la comunidad y la calidad de los alimentos. Para los más exquisitos cabe la posibilidad hacer un reportaje fotográfico que ronda los 300 euros y añadir alguna actividad complementaria para los pequeños, un ‘plus’ de 250 euros.

 

Una celebración que al final sale por un ‘ojo de la cara’, con un gasto de 2.000 euros, no acto de esos complejos para todas las carteras. Y ello provoca numerosas alternativas, como tiendas de segunda mano o fotografías caseras. La peluquería, que supone 35 euros, puede ser sustituida por un familiar con amaño. Al final, la Primera Comunión es una fiesta que permite reunir a los familiares más allegados y disfrutar de una comida, que incluso, puede realizarse en la propia casa del protagonista.