Las Chicharras vuelven a la carga para llenar Valladolid de pasión ciclista

Onésimo Sánchez, en representación de la Fundación Eusebio Sacristán, junto al alcalde y presidente de la Diputación de Valladolid, Javier León de la Riva y Jesús Julio Carnero. BORIS GARCÍA

La concentración de bicicletas, que cumple su segunda edición y tendrá lugar los días 27, 28 y 29 de junio, pretende reunir a 500 deportistas.

PROGRAMA:

 

20-29 de junio: Expochicharras, Río Shopping.

 

23 y 25 de junio: Charlas Chicharras en la UEMC. 'Cómo prepararse para el esfuerzo'. 'Historia del ciclismo vallisoletano, Zor y Moliner-Vereco'.

 

27 de junio: Maratón Cycle Outdoor en Acera Recoletos. 4 euros.

 

28 y 29 de junio. Desafío Chicharras 2014. Inscripciones en

 

www.chicharras.es

 

28 y 29 de junio: Rueda con Rueda. Explanada del Museo de la Ciencia. Donativo de juguetes con ruedas.

 

28 y 29 de junio: Showroom Chicharras. Explanada del Museo de la Ciencia.

 

28 y 29 de junio: II Tweed Run Chichcrras, calles del centro de Valladolid. Concentración bicis antiguas.

Valladolid se pondrá una vez más el maillot ciclista los próximos 27, 28 y 29 de junio con la segunda concentración Chicharras, que pretende reunir hasta a quinientos locos de la bicicleta por calles y provincia pucelana. Una marcha promovida por la Fundación Eusebio Sacristán y que ha sido presentada este mismo lunes.

 

Este año los platos fuertes estarán conformados por el Maratón Cycle Outdoor solidario en la Acera Recoletos el 27 y la novedad del Desafío Chicharras 2014, por el que todos aquellos valientes que lo deseen se embarcarán en un reto de 150 kilómetros, 75 de ida hasta Íscar, pernoctación allí y vuelta al día siguiente con otros 75 kilómetros para el cuerpo.

 

En el sentido más estricto del programa, las actividades darán comienzo el 20 de junio con una exposición de maillots antiguos, ExpoChicharras, que tendrá lugar en Río Shopping hast el 29, a lo que se unirán las Charlas Chicharras en la Universidad Europea Miguel de Cervantes el 23 y 25 con los títulos de ‘Cómo prepararse para el esfuerzo’ e ‘Historia del ciclismo vallisoletano’, respectivamente.

 

Un atractivo programa para los amantes de la bicicleta con el claro objetivo de ser solidario y mantener la forma física al mismo tiempo, como explicaba el coordinador del evento, Miguel Castañeda. “Digamos que es como Pingüinos, pero manteniendo las distancias, aquí hay que pedalear”, bromeaba el organizador antes de asegurar que “ojalá se alcancen los quinientos participantes, pero que 250 ya sería buen número”. El año pasado fueron cuatrocientos.

 

“La expresión dice que quien mueve las piernas, mueve el corazón”, reía el alcalde de Valladolid, León de la Riva, al ser preguntado por la posibilidad de apuntarse al Desafío Chicharras de 150 kilómetros, que por cierto tendrá de 18 euros persona o 15 si se apunta en grupos de cinco. “Es satisfactorio ver que con ensayo y repetición, en esta segunda edición que vamos a celebrar, se consolide en el calendario una cita así”. Y es que el año pasado la cita cumplió con creces las expectativas, tanto deportivas como solidarias.

 

Por su parte Onésimo Sánchez, en representación de la Fundación Eusebio Sacristán, quiso destacar los valores del deporte. “Está claro que tanto Eusebio como yo lo trasladamos al fútbol, pero todo deporte por igual transmite unos valores preciosos y, si son solidarios, mucho mejor”. Cabe destacar que todo el dinero que se recaude irá destinado para aquellos chavales que no puedan costearse un campamento en verano.

 

“Queremos que Chicharras acabe convirtiéndose en un evento perenne, duradero en los años”. Probablemente algo fácil, ya que estos valores del deporte difícilmente caducan.