Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Las Cámaras de Comercio de Castilla y León fomentarán la mediación como alternativa judicial

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a través del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), y las Cámaras de Comercio e Industria de la Comunidad han firmado este martes un convenio de colaboración pionero en este ámbito para favorecer la mediación en el ámbito civil como instrumento complementario y alternativo a la administración judicial.

De este modo, se pretende apoyar esta vía que permitirá ahorrar costes económicos y tiempo a las empresas, tal y como se recoge en la actual Ley de Cámaras de Comercio, en el apartado de las funciones público-administrativas que corresponden a estas corporaciones.

 

En la firma del convenio, que ha presidido el presidente del TSJCyL, José Luis Concepción, han participado, entre otros, la vocal del CGPJ Margarita Uría; el vicepresidente del Consejo Superior de Cámaras y presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, Antonio Miguel Méndez Pozo, y el presidente del Consejo Regional de Cámaras Oficiales de Comercio e Industria de la Comunidad, Fernando Escobillas, quien ha asegurado que la puesta en marcha de este convenio supone el establecimiento de un "marco estable y permanente" de colaboración entre las partes.

 

Por su parte, Méndez Pozo ha destacado la "importancia" de la mediación en términos de competitividad empresarial y ha insistido en que a través de la creación de servicios de mediación, estas corporaciones cumplen con su objetivo de servir a los intereses generales del comercio, la industria y los servicios.

 

Asimismo, ha asegurado que la aceptación de la mediación en este ámbito es "síntoma de madurez social" en el sector empresarial y ha señalado que, con esta firma, las Cámaras de Comercio españolas, en este caso las de Castilla y León como pioneras, se sitúan al mismo nivel de sus homónimas europeas.

 

A través de la mediación, las partes en conflicto intentarán, de forma voluntaria, alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador, que actuará de manera decidida, con imparcialidad, neutralidad y confidencialidad en el proceso, partiendo de una base de plena igualdad de oportunidades y con respeto a los diferentes puntos de vista de las partes implicadas.

 

Entre otras ventajas, la mediación destaca por su capacidad para dar soluciones prácticas, efectivas y rentables a determinados conflictos, la probabilidad de que los acuerdos resultantes se cumplan de modo voluntario y que se mantenga una relación amistosa y viable entre las partes, así como la posibilidad de que los acuerdos alcanzados por esta vía pueden ser un título ejecutivo, en caso de que se eleven a escritura pública.

 

La firma de este acuerdo ha sido posible partiendo de la base de que la Red de Cámaras de Comercio e Industria de la Castilla y León son instituciones adecuadas para ello, al ser corporaciones de Derecho Público a las que el legislador ha indicado de manera expresa que actúen como instituciones de mediación civil y mercantil y disponen de los medios y espacios necesarios para el desarrollo de la función mediadora.

 

Según las últimas estimaciones, el plazo medio para la resolución de los conflictos civiles y mercantiles por esta vía se estima en menos de dos meses.