Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Las cajetillas de Fortuna, Ducados, Nobel, Camel y Winston suben 10 céntimos a partir de hoy

Altadis y JTI incrementan precios tras la subida de impuestos

Las cajetillas de Ducados, Fortuna y Nobel, marcas 'estrella' de la tabaquera Altadis, así como las de Camel y Winston, principales marcas de Japan Tobacco International (JTI), suben 10 céntimos de euros a partir de este viernes, según una resolución del Comisionado del Mercado de Tabacos publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

   En concreto, las cajetillas de Fortuna y Nobel pasarán a costar 4,35 céntimos, desde los 4,25 euros actuales, mientras que las de Ducados negro elevarán su precio de 4,35 a 4,45 euros. El Ducados rubio pasa de 4,10 a 4,20 euros y Brooklyn, la marca más relevante de Altadis en el segmento de bajo precio, se incrementa 15 céntimos, hasta los 3,95 euros por cajetilla.

 

   JTI también eleva desde hoy los precios de sus principales marcas. Así, la cajetilla de Winston Blue, Winston Classic 100, Winston Red y Winston Silver se encarecen 10 céntimos de euro, hasta los 4,35 euros, en tanto que Winston Bluevolution (también en su versión blanda) y Winston Evolution, tanto duro como blando, pasan a costar desde hoy 4,20 euros.

 

   Por su parte, la cajetilla de Camel incrementa su precio 10 céntimos de euro, hasta los 4,45 euros (salvo Camel Black y Camel White que se quedan en 4,35 euros), al igual que las de Coronas Clásico duro y blando, que pasan a costar 4,45 euros, desde los 4,35 euros anteriores.  

 

   De esta manera, Altadis y JTI siguen los pasos de Philip Morris, que el pasado miércoles subió 10 céntimos el precio de sus marcas más conocidas, entre ellas Marlboro, L&M y Chesterfield.

 

   La decisión estas tres compañías tabaqueras se produce después de que el Gobierno aprobara hace una semana la modificación de los impuestos al tabaco.

 

   En concreto, en el caso de los cigarrillos, se ha elevado el tipo específico de 19,1 euros a 24,1 euros por cada mil cigarrillos, y se reduce el tipo 'ad valorem' del 53,1% al 51%, mientras que el impuesto mínimo pasa de 123,97 euros a 128,65 euros por cada mil cigarrillos.  

 

   En el caso de la picadura de liar, también se rebalancea su estructura fiscal. El tipo 'ad valorem' queda inalterado, mientras que el específico pasa de 8 euros a 22 euros por cada kilo, mientras que la fiscalidad mínima sube del 68,5% al 75%, con lo que se reduce la brecha fiscal entre cigarrillo y picadura. Respecto a cigarros y cigarritos y las demás labores del tabaco, se produce el rebalanceo a través del tipo mínimo.

 

DESCENSO DE LAS VENTAS.

 

   El mercado de cigarrillos ha registrado unas ventas de 763,96 millones de cajetillas hasta abril, lo que supone un descenso del 14,1% respecto a un año antes, por las que se facturó 3.139,5 millones de euros, un 7% menos, según datos publicados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos a los que tuvo acceso Europa Press.

 

   Frente a este retroceso, el tabaco de liar creció un 46,4% en volumen, hasta 2,30 millones de kilos, con un alza en valor del 67,7%, hasta 340,97 millones de euros, en un entorno de crisis económica marcado por el enfriamiento del consumo.