Las bibliotecas disponen ya de un centenar de títulos para préstamo abierto en formato digital

Cuenta con un catálogo de en torno a 100 ejemplares, que los lectores podrán solicitar y descargarse durante 21 días en su 'tablet', smartphone, lector digital u ordenador.

Las bibliotecas municipales de Valladolid han abierto ya a la totalidad de sus socios el sistema de préstamo de libros digitales a los usuarios, que cuenta ya con un catálogo de en torno a 100 ejemplares, que los lectores podrán solicitar y descargarse durante 21 días en su 'tablet', smartphone, lector digital u ordenador.

  

El sistema ha sido presentado en rueda de prensa por el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, la concejal de Atención y Participación Ciudadana, Domi Fernández, y la responsable de la empresa encargada del sistema (Troa Librerías), María Crespo.

  

Para acceder al servicio sólo es necesario ser socio de las bibliotecas municipales, y se dispondrá de un tiempo de veintiún días para completar la lectura de la obra.

  

Por el momento, se cuenta ya con las licencias de en torno a un centenar de libros que puede descargarse un usuario que lo socilite, mientras que se sumarán nuevos libros según demanda.

  

La licencia de la que dispone el sistema, por lo general se concede para 18 meses y permite el préstamo una vez al mes, y si se comprueba que la demanda de un título es elevada se solicitará más de una licencia e incluso el alcalde ha apuntado la posibilidad de que para algunos libros se obtenga un permiso "a perpetuidad".

  

El uso de este servicio de préstamo de libros electrónicos no está sujeto a nuevas condiciones, ya que el único requisito de acceso es ser socio de las bibliotecas municipales, para lo cual sólo es necesario acudir de forma presencial la primera vez a una de ellas. Desde ese momento, el usuario podrá acceder en préstamo a todos los títulos representados en la biblioteca digital.

  

Después, el usuario dispondrá de veintiún días para completar la lectura del libro. Una vez pasadas las tres semanas, la obra prestada desaparecerá de la 'tablet', ordenador, teléfono móvil o lector digital, según el soporte donde se haya descargado el préstamo.

  

Según ha detallado el primer edil serán títulos que en muchos casos estarán entre las últimas novedades de las librerías y entre los más leídos, e incluso ha señalado como ejemplo los de la trilogía recientemente llevada al cine '50 sombras de Grey'. De hecho, la edil de Participación Ciudadana ha revelado que uno de estos libros estuvo entre los más prestados en las bibliotecas municipales durante 2014.

  

La nueva prestación es compatible con los préstamos tradicionales de libros en formato papel, a la que el Ayuntamiento destina un presupuesto anual de 102.000 euros para surtir a las nueve bibliotecas municipales y los nueve puntos de préstamo.

  

Además, el alcalde de Valladolid ha recordado que las bibliotecas ofrecen a sus usuarios desde 2012 la posibilidad de prestar durante un período de tiempo un 'e-book', para lo que dispone de 140 de estos aparatos.

 

ALCANZADA LA CIFRA DE LOS 100.000 SOCIOS

  

Los detalles de este servicio están recogidos en un folleto donde se indica el procedimiento de acceso y aparecen las direcciones de Internet donde encontrar la información. Asimismo, conviene señalar que la nueva prestación es una de las primeras en su género puestas en marcha en España con carácter gratuito.

  

Además, el alcalde ha anunciado que el punto de préstamo 'Bailarín Vicente Escudero', situado en el centro cívico del mismo nombre, se transforma en biblioteca, por lo que ampliará en 30 horas su horario semanal de apertura --de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 por la tarde, de lunes a viernes, y el sábado el mismo horario de mañana--. Además, contará con un programa de animación lectora.

 

UN TERCIO DE LA POBLACIÓN ES USUARIA

  

Finalmente, León de la Riva y Domi Fernández han destacado que el número de socios de las bibliotecas municipales se cifra en febrero de 2015 en 100.388 personas, lo que supone un tercio de la población empadronada en la capital, frente a los 84.500 contabilizados en 2011.

  

Por ello, el regidor ha aseverado que las bibliotecas, durante el presente mandato, han mejorado su funcionamiento "de forma exponencial" y ha defendido que "no hay ciudad española de mayor o menor tamaño en la que un tercio de su población sea usuaria de bibliotecas" y eso que, ha asegurado, periódicamente se elimina de la nómina a personas que llevan un determinado período de tiempo sin utilizar su carnet.