Las ayudas a los libros de texto y del Programa 'Releo' benefician a 77.600 familias

Libros de texto.

Educación publicará este mes la nueva convocatoria que resolverá en junio para que los padres sepan si cuentan con ayuda antes de comprar.

 

Un total de 77.617 familias de Castilla y León se ha beneficiado de las ayudas a los libros de texto y del Programa 'Releo' en el curso 2015-2016, según los datos aportados por la Consejería de Educación tras resolver la convocatoria de ayudas para el presente curso que contaba con un presupuesto de 4,2 millones de euros para libros y con 2,8 millones para el Programa 'Releo', lo que suma "la mayor cifra de los últimos años".


En concreto, de los beneficiarios de las ayudas del presente curso un total de 49.175 corresponden a las ayudas de libros de texto, mientras que 28.442 son familias que han obtenido la gratuidad de libros a través del Programa 'Releo'.

Entre las 49.175 familias de Castilla y León que han obtenido las ayudas de libros de texto hay más de 33.100 beneficiarios que recibirán las cuantías de mayor importe, entre 75 y 105 euros, "lo que representa el 67 por ciento de las ayudas concedidas y el 76 por ciento del presupuesto total", han significado desde el departamento que dirige Fernando Rey. Esto significa que se han concedido mayores cuantías a las familias más necesitadas, han aseverado las mismas fuentes.

Para acceder a las ayudas individuales se presentaron un total de 87.835 solicitudes, un 14 por ciento más que el curso anterior, de las que se han concedido esas 49.175, una cifra de beneficiarios que representa una disminución porcentual respecto al curso anterior "fundamentalmente por el esfuerzo de solidaridad realizado por la convocatoria, que ha concedido los mayores importes a las familias más necesitadas, cuyo pago recibirán en los próximos días".

Desde la Consejería de Educación han insistido a este respecto en su apuesta por un modelo educativo basado en el principio de equidad por lo que la convocatoria de ayudas de este curso ha priorizado y atendido "con mayor intensidad" a las familias con mayores dificultades económicas, "concediendo las ayudas por orden inverso a la renta de la unidad familiar y estableciendo diferentes cuantías de las ayudas en función de esta".

Con respecto a la renta familiar de los hogares beneficiarios, se ha llegado a una renta per cápita de 4.219,93 euros. Así, para una familia de dos miembros, 8.439,86 euros; de tres, 12.659,79 euros; de cuatro, 16.879,72 euros; de cinco, 21.099,65 euros y, de seis, 25.319,58 euros.

Además, tanto familias numerosas, como discapacitados, víctimas de terrorismo o de violencia de género, entre otros colectivos, han sido objeto de una "discriminación positiva" en las ayudas mediante la aplicación de coeficientes favorables a su concesión.

NUEVA CONVOCATORIA AYUDAS LIBROS

Según han explicado las mismas fuentes, la convocatoria de libros de texto que se acaba de resolver representa un "cierto punto de inflexión" en la línea de actuaciones de la Consejería de Educación en favor de los sistemas de préstamo y reutilización como el programa 'Releo', "ya que permiten una mayor optimización de los recursos públicos, al integrarse los libros en los bancos de los centros y poderse utilizar durante cuatro años".

En este sentido y fruto de un acuerdo alcanzado en la Cortes se encuentra en tramitación una nueva convocatoria de ayudas de libros para las familias con rentas menores a 1,5 veces el IPREM "que recibirán la práctica totalidad del importe de los libros de sus hijos, con la condición de ser entregados al centro al finalizar el curso escolar".

De esta forma se producirá en la práctica una extensión del programa de bancos de libros a la totalidad de centros sostenidos con fondos públicos de Castilla y León, como el programa 'Releo', un vez comprobado que permite dar una "respuesta rápida y eficaz" al problema de la dotación de material didáctico en los centros, "facilitándoles fondos y herramientas de gestión y respetando además su autonomía a la hora de escoger los procedimientos más adecuados para su realización".

En la nueva convocatoria, que se publicará a finales de marzo, existe otra "importante novedad" ya que la Junta de Castilla y León prevé resolverla en el mes de junio de modo que antes de la compra de los libros por parte de las familias los padres sabrán con antelación si cuentan o no con este apoyo.

Posteriormente, en el mes de septiembre, se aportará la factura justificativa del material adquirido antes de proceder al abono de esta cuantía que se realizará previsiblemente a finales de año. "De este modo se logrará una visible agilización procedimental y un gran avance en el objetivo de la gratuidad de los libros de texto", han defendido desde Educación.