Las asociaciones vecinales piden la dimisión de León de La Riva ante el auto judicial sobre el PGOU de 2003

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, ha acordado por unanimidad pedir la dimisión del alcalde, Javier León de la Riva, para que asuma "responsabilidad política" por las imputaciones del secretario del Ayuntamiento, un exconcejal de Urbanismo y varios técnicos municipales dentro del caso de las modificaciones irregulares en el Plan General de Ordenación Urbana.

   

En el comunicado de la Federación vecinal, recogido por Europa Press, han recordado la intervención de su presidenta, María José Larena, en el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Valladolid el pasado lunes, donde instó al regidor a "asumir su responsabilidad política en este asunto" al estar en juego "la dignidad de la ciudad de Valladolid" ya que las alteraciones de "la primera norma que organiza urbanísticamente la ciudad" se hicieron, a su juicio, de modo "voluntario y finalista".

 

El auto judicial del pasado 31 de julio de 2013 sobre el caso imputó por las alteraciones del PGOU, entre otras personas y empresas, al secretario del Ayuntamiento, Valentín Merino, al exconcejal de Urbanismo, José Antonio García de Coca, a "la cabeza de la asesoría jurídica" y "altos técnicos" de la Concejalía de urbanismo como Luis Álvarez Aller y Modesto Mezquita Gervás, "sin que el alcalde haya asumido hasta el momento la más mínima responsabilidad política".

 

De esta manera, las asociaciones vecinales han dado "un paso más", y en su reunión celebrada este jueves han sometido a acuerdo de su Junta Directiva la exigencia de dimisión al alcalde León de la Riva, que fue aprobada por unanimidad.

 

Las imputaciones recogidas en el auto judicial, según la Federación, "son de una gravedad extrema dada la altas responsabilidades municipales de cada uno de ellos y revelan la dimensión de la participación desde distancias áreas del Ayuntamiento en estas alteraciones que, según el auto, podrían suponer delitos de falsedad, delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y negociación prohibida a funcionarios".

 

Asimismo, han calificado de "racionalmente insostenible" que el alcalde "no supiera nada de las alteraciones del PGOU porque todo el mundo en esta ciudad sabe quién decide todo". En este sentido, han recordado que el alcalde "se ha jactado" en "numerosas ocasiones" de que "sus concejales no deciden ni en las cosas más nimias sin tener su visto bueno".  

 

"Y si no lo sabía, debería dimitir por no haberse enterado de nada a pesar de tener la más alta responsabilidad municipal y ser el máximo responsable político", han incidido.

 

Las asociaciones vecinales también consideran que existen razones para exigir la dimisión de León de la Riva por "mantener hasta la saciedad que todo se ha tratado de errores", por "no acceder a investigar lo ocurrido constituyendo una comisión de investigación", "no personarse en el procedimiento penal para verificar quien ha lesionado gravemente los intereses de los vecinos vallisoletanos", por "dejar al pié de los caballos con sus declaraciones judiciales a técnicos y funcionarios municipales", y por "perjudicar económicamente" a los vecinos por las indemnizaciones a pagar a particulares.