Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Las actuaciones en bares musicales regresan a Valladolid a partir del 1 de enero

Actuación en la Sala Porta Caeli de Valladolid hace unos años. TRIBUNA

El Ayuntamiento avisa, tras dar luz verde con el permiso de la Junta, que “no es que se haya abierto la veda”, ya que “hay que cumplir ciertas leyes” de ruido y de aforo.

Las actuaciones en bares musicales vuelven a Valladolid por Año Nuevo, después de que este lunes el BOE de Castilla y León publicara la Ley 10/2014, más conocida como la Ley de Medidas. De esta manera la hasta ahora vigente, la 7/2006 de espectáculos públicos y actividades recreativas, queda así modificada y da luz verde a este tipo de eventos. Pese a lo complejo que pueda parecer el batiburrillo del sistema legal, la conclusión es clara; volverá a haber ambientación musical en hasta 173 locales de Valladolid, pero deberán cumplir unos requisitos de seguridad y respeto a los vecinos.

 

Así lo explicó el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, que en realidad quiso transmitir un mensaje desde el primer momento. “Quiero que esto quede muy claro. No se ha abierto la veda para hacer lo que venga en gana. Hay leyes que afectan a la seguridad y al ruido que deben cumplirse. Con esto seremos intransigentes”. Efectivamente, la multa por incumplirlas llegará a los 12.000 euros y, de insistir, podría terminar con el local clausurado.

 

Ahora, a partir del 1 de enero, el proceso que deben seguir los 173 nombrados locales –al menos son los que aparecen en el censo del Ayuntamiento de Valladolid- es relativamente simple. Ponerse en contacto con el Consistorio o con Medio Ambiente para que un técnico verifique la nombrada seguridad y el ruido ambiental.

 

En el segundo caso, dependerá de tres factores. Dos ineludibles como son la ubicación del local y el aislamiento con el que cuenta, ya que no es lo mismo un local bajo una vivienda que una oficina, y un tercero como es el nivel de emisión, que de buenas a primeras se sitúa en un máximo de noventa decibelios.

 

En este campo entrará en juego los limitadores que instalará y manejará de manera gratuita el propio técnico de Medio Ambiente para aquellos instrumentos electrónicos como una guitarra eléctrica, mientras que para otros como una batería o una trompeta el propio establecimiento debe asegurarse de no sobrepasar nunca el límite permitido. De la Riva se encargó de recordar que se será “implacable” con aquellos contadores que estén “puenteados”, de los que ya se han encontrado “varios casos” en el pasado.

 

SEGURIDAD Y AFORO

 

En el segundo aspecto también quiso mostrarse contundente el alcalde de Valladolid. “Este cambio en la Ley no supone ninguna variación para los servicios mínimos de desalojo y seguridad de estos espacios. Hemos llegado a ver hace años actuaciones que eran en un tercer sótano, y eso lógicamente no es de recibo”, espetó antes de recordar que, para los locales estará prohibida la venta de entradas para estos espectáculos.

 

El siguiente paso a dar en este sentido está en manos de los 173 bares homologados, que deben ponerse en contacto con Medio Ambiente para asegurar que todo está en regla o, por su cuenta y riesgo, sabiendo siempre que cumplen las normas de ubicación, aislamiento y de seguridad, no sobrepasar en ningún momento el nivel de decibelios. “Es tan sencillo como respetar el descanso del vecino correspondiente, ni más ni menos”, concluyó el alcalde.