Las 15 primeras unidades clínicas de gestión se instalarán en Ávila, León, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora

Foto: Europa Press

Sacyl niega que éstas fomenten la privatización y recuerda que podrán disolverse si no cumplen objetivos. Estarán operativas a partir del 1 de enero de 2017.

El gerente regional de Salud de la Junta de Castilla y León, Rafael López Iglesias, ha negado que las unidades de gestión clínica vayan a abrir la puerta a la privatización de la sanidad pública, tal como critican algunos sindicatos, y ha recordado que podrán disolverse si no cumplen con sus objetivos marcados, ya que se someterán a una evaluación anual.

 

Así lo ha defendido López Iglesias tras la reunión de la Mesa Sectorial en la que se ha presentado a las organizaciones sindicales el proyecto de orden por la que se constituyen las 15 primeras de estas unidades de gestión clínica, que Sacyl prevé que estén operativas el próximo 1 de enero.

 

El gerente regional de Salud ha rechazado también que se vaya a producir una duplicidad de cargos directivos en los centros sanitarios, ya que hasta la fecha en las 15 nuevas unidades se integrarán como coordinadores o directores los actuales jefes de servicio o supervisores, mientras que, en el caso de que éstos no quisieran sumarse, podrían ser trasladados o cesados en sus puestos, que son de libre designación.

 

En cuanto a los profesionales que opten por no formar parte de las unidades de gestión clínica, estos quedarán dentro del servicio dependientes de los coordinadores, en tanto que para las nuevas contrataciones, López Iglesias ha advertido que se mantendrá el modelo de bolsa de trabajo y "no quedará a la arbitrariedad del coordinador" de turno, como habían reprochado algunos sindicatos.

 

Por lo que se refiere a los incentivos que el proyecto de orden establece para los profesionales, el responsable de Sacyl ha apuntado que éstos no se han precisado todavía, sino que se hará a lo largo de 2017 para que ya se apliquen en 2018.

 

Todas las organizaciones representados en la Mesa Sectorial, salvo el Sindicato Médico de Castilla y León (Cesmcyl), rechazan el proyecto de unidades clínicas de gestión, las 15 primeras de las cuales se pondrán en marcha en Ávila, León, Ponferrada (León), Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora.