Largas colas en la apertura de taquillas: los empresarios quieren vender todo el aforo en abonos

Diez de la mañana. Plaza de Toros de Valladolid, una buena fila de aficionados espera la apertura de las taquillas del Coso de Zorrilla para hacerse con un abono para la feria taurina de septiembre. La empresa Gestión de Espectáculos Taurinos ha mantenido los precios de los abonos respecto al pasado año, a pesar de incrementar la calidad en los carteles y la presencia de José Tomás en dos tardes.

 

El gerente de la Plaza de Toros de Valladolid, Jorge Manrique, ha señalado que el objetivo de la empresa taurina es prácticamente completar el aforo (10.500 localidades) con la venta de abonos, aunque el reto es muy ambicioso, pues el pasado año el número de abonados no alcanzó  los dos mil. Las taquillas estarán abiertas en horario de mañana de 10 a 14 horas y de 18 a 21 horas hasta el próximo 27 de agosto.

 

Precisamente, dos días más tarde (29 de agosto) se pondrá a la venta el resto de localidades sueltas. No obstante, desde la empresa se insiste a los aficionados en la posibilidad de abonarse (es un 10 por ciento más barato) para asegurarse localidades, especialmente para las tardes del domingo 4 y del viernes 9, en las que hará el paseíllo el diestro José Tomás, ausente en Valladolid desde el año 2011.

 

Los precios de las localidades oscilan entre los 19 euros (grada alta de sol) y los 136 euros de una barrera de sombra. Por su parte, el abono más barato es de 85,50 euros y el más caro de 612 euros.

 

Noticias relacionadas