Larena repite al frente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid

María José Larena, reelegida presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid.

María José Larena Gorostiaga ha sido reelegida como presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, con el respaldo de la Junta Directiva, que mantenía su primera reunión tras la Asamblea anual. 

Larena fue elegida en el cargo por primera vez en marzo de 2013 después de la dimisión de su predecesor, Pablo Gerbolés, que había renovado en la Presidencia un año antes. Por ello, al concluir el ciclo de dos años en 2014, la Federación ha llevado a cabo un nuevo proceso de elección de los miembros de la Junta Directiva y de su presidente.

 

Durante la Asamblea celebrada el pasado domingo, entre otros asuntos, las distintas asociaciones que forman parte de la Federación presentaron a los representantes que forman parte de la nueva Junta Directiva, entre los cuales se debía elegir este jueves al presidente. La única candidatura presentada ha sido la de María José Larena.

 

Así, Larena, que no ha participado en la reunión debido a que se encontraba en Zaragoza por un asunto familiar, ha sido reelegida como presidenta para los próximos dos años. Junto a ella, también repite como vicepresidente Antonio Presa.

 

Larena es educadora de Personas Adultas y participa en el movimiento vecinal de Valladolid desde hace más de 20 años. Ha sido secretaria de la Federación Vecinal Antonio Machado y presidenta de la Asociación de Vecinos 'La Unión' de Pajarillos. Tras la dimisión de Pablo Gerbolés como presidente de la Federación, fue respaldada por la Junta Directiva para "coordinar y dar continuidad" al trabajo.

 

PLAN DE TRABAJO

 

Respecto al Plan de trabajo para este ejercicio, fuentes de la Federación han señalado que se desarrollará el programa, ponencias y mociones aprobadas en la Asamblea Anual celebrada el 30 de marzo, aunque se ha acordado priorizar, entre otros temas, la coordinación de las comisiones de trabajo interno y la presencia de la Federación en 22 órganos municipales y vecinales, plataformas y mareas ciudadanas; el impulso del Proyecto Entrevecinos para atender las necesidades sociales en los barrios y el mayor acercamiento a los problemas y realidades de las asociaciones vecinales y sus barrios.

 

De la misma forma, entre estas prioridades están la reivindicación de un parque municipal de viviendas sociales; la reflexión y elaboración de estudios y propuestas sobre ante la repercusión de las crisis en la ciudad y sus vecinos y vecinas; la revisión del PGOU y la situación del soterramiento; la acción judicial contra la "retasa" de basuras; aprovechar los cauces de participación aún existentes para intervenir en plenos y órganos municipales.