Lalo García, estrella local del baloncesto con una exitosa carrera dedicada al CB Valladolid

El jugador de baloncesto, cuyo cuerpo se ha encontrado hoy en el río Pisuerga, disputó 13 tempoardas como profesional en la Liga ACB de baloncesto con el CB Valladolid.

El cadáver del exjugador de baloncesto Gonzalo 'Lalo' García Téllez ha sido encontrado este martes en el río Pisuerga a su paso por Valladolid, después de que su familia hubiera denunciado la desaparición el pasado 4 de marzo, día en el que se le perdió la pista en el bar Carex, situado en las proximidades del pabellón polideportivo Pisuerga.

  

Lalo García, que en el momento de la desaparición tenía 43 años, disputó 13 temporadas como profesional en la Liga ACB de baloncesto con el CB Valladolid, que durante esa etapa se denominaba Fórum Filatélico. Llegó a ir convocado en ocho ocasiones con la Selección española y el número de su camiseta, el cinco, está retirado por el club desde marzo de 2004.

  

Nacido en Valladolid, cursó sus estudios escolares en el colegio La Salle, donde comenzó la práctica del deporte de la canasta y destacando ya en sus actuaciones, lo que le llevó a incorporarse en edad juvenil a las divisiones inferiores del CB Valladolid. En 1988, con sólo 17 años, debutó en ACB de la mano del técnico Pepe Laso, padre del actual entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso.

  

A partir de la temporada 1989-90 fue un habitual en las primeras plantillas del CB y se convirtió en capitán un ídolo de los aficionados vallisoletanos, especialmente de los más jóvenes, que veían en él otra muestra de que un deportista de la ciudad podía llegar a ser un jugador clave en los clubes deportivos de élite.

  

Durante sus trece temporadas en el conjunto morado se granjeó varios logros, como las ocho convocatorias con la Selección nacional, el nombramiento como debutante del año en la temporada 1991-1992 por la revista especializada 'Gigantes' y tres premios de Jugador Nacional de la Semana.

  

Con el Fórum Filatélico disputó competiciones europeas durante tres temporadas y compartió vestuario y jugadas en la cancha con estrellas del baloncesto internacional como el lituano Arvydas Sabonis, el brasileño Oscar Schmidt Becerra, el ruso Andrei Fetisov, el norteamericano o los españoles José Antonio Corbalán y Miguel Ángel Reyes.

  

El 24 de mayo de 2001, con 30 años, Lalo García disputó su último partido con la camiseta del Fórum, en lo que significaría su despedida profesional de las canchas como consecuencia de los problemas físicos que había padecido en los últimos años.

  

El club de toda su vida le rindió homenaje el día de su 33 cumpleaños, en 2004, cuando durante el descanso del partido que disputaba ese día el CB Valladolid se procedió a retirar su número cinco y colgar su camiseta de la techumbre del pabellón Pisuerga.

  

Divorciado y con dos hijos, su vida tras la retirada, según apuntaron medios locales en las últimas semanas se encauzó en la directiva del CB Valladolid y en la empresa Fórum Filatélico, en la que se vio afectado al destaparse que sus directivos habían creado un entramado de estafa piramidal.

  

Posteriormente, volvió a entrar en la estructura del club como director directivo entre 2006 y 2008. Según las mismas fuentes, su última actividad profesional conocida fue en el departamento de seguros de El Corte Inglés.

  

Su madre, junto a la que vivía en la actualidad en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, denunció la desaparición el pasado miércoles 4 de marzo, ya que el exjugador había salido vestido con ropa deportiva y había dejado en la casa el móvil y la cartera. Testigos presenciales le situaron a primera hora de la noche de ese mismo día en el bar Carex, situado frente al pabellón Polideportivo Pisuerga.

  

El cadáver fue hallado en torno a las 12.30 horas de este martes, cuatro semanas después de la desaparición, en las proximidades del puente de Juan de Austria, situado río arriba del polideportivo Pisuerga, por lo que si se arrojó al cauce tuvo que desplazarse varios unos centenares de metros a pie.