Laguna de Duero, oro en reciclaje; Valladolid, sube pero no lidera

La iniciativa de Ecovidrio para premiar al municipio que más aumente en su reciclaje ha servido para incentivar a los ciudadanos, pero no todos han respondido igual.


 

Las campañas por el reciclaje de vidrio se han intensificado en los últimos tiempos como respuesta a una necesidad sostenible enfocada en las 'tres R': reducir, reciclar y reutilizar. Como consecuencia de esa insistencia Ecovidrio, empresa pública encargada de la gestión de esta basura a través de los contenedores verdes, impulsó a principio del verano la campaña 'el contenedor de oro' con la intención de motivar a que los municipios aumentasen su concienciación en esta materia. Y los primeros resultados ya están sobre la mesa.

 

La localidad vallisoletana de Laguna de Duero ha sido la primera ganadora, un reconocimiento que se concede de forma mensual al municipio que en el último año más haya aumentado su porcentaje de reciclado de vidrio. Como premio, además de la instalación simbólica de un contenedor dorado, el ganador de MasterChef Carlos Maldonado cocinará para 400 vecinos (la invitación, como no podía ser de otra forma, se obtendrá llevando cuatro envases de vidrio al punto indicado en la Carretera Madrid, a partir del lunes 18 de julio).

 

 

Laguna cuenta, según datos de Ecovidrio, con 85 iglúes verdes, una media de 266 habitantes por contenedor. Desde junio de 2015 a junio de 2016, según fuentes del Ayuntamiento, la localidad aumentó su reciclaje un 47 por ciento, lo que supone una suma total de 27.300 kilogramos de vidrio en junio de 2016. En todo 2015, los laguneros reciclaron 274.069 kg. de este material, una media de 12,1 kg. por habitante, detalla Ecovidrio, no obstante por debajo de lo que la empresa pública tiene documentada como media nacional, sobre los 15,5 kg.

 

¿CUÁNTO RECICLA VALLADOLID?

 

La capital del Pisuerga, que también compite en este concurso (junto con el resto de capitales de provincia de Castilla y León, más Aranda de Duero y Miranda de Ebro -Burgos-, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo -León-, Arroyo, Laguna y Medina del Campo -Valladolid-, y Benavente -Zamora-), ha mejorado tímidamente los datos de reciclaje en este primer semestre del año 2016.

 

Según los cuentas facilitadas por María Sánchez, concejala de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Valladolid, la capital aumentó un dos por ciento la cantidad de vidrio recogido en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2015, lo que ha supuesto que de enero al 30 de junio se hayan sumado 2.626,25 toneladas.

 

En Valladolid hay instalados ahora mismo 937 iglúes, una media de un contenedor para cada 327 habitantes. Y según datos de Ecovidrio anotados en su informe de 2015 para la capital, cada vallisoletano recicla 17,4 kg. de vidrio al año, por encima de la media.

 

Ayuntamientos y Ecovidrio recuerdan la importancia y la repercusión que tiene el reciclaje en el sostenimiento del medio ambiente. Por un lado ahorra energía, reduce la cantidad de materias primas utilizadas, y además tiene un impacto positivo en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Noticias relacionadas