Laguna de Duero celebra el día de Navidad con su tradicional Belén Viviente

Pesebre del Belén Viviente del Centro Cívico El Cascajo, Laguna de Duero

El municipio vallisoletano organiza su particular Belén Viviente los días 25 y 27 de diciembre y 3,5 y 6 de enero a las 19.00 horas en el Centro Cívico El Cascajo

El pesebre, Herodes, los Reyes Magos o los pastores están a la espera de que comience la actuación. No falta ningún detalle. Después de tanto tiempo ensayando un año más, llegan los días claves para las representaciones del Belen Viviente por parte de la Asociación Cultural ICEÑA de Laguna de Duero.

 

Desde 1999, esta asociación ha querido representar el nacimiento y la adoración del Niño Jesús. A las 19.00 horas, los días 25 y 27 de diciembre representarán desde la anunciación hasta el nacimiento y los días 3,5 y 6 de enero interpretarán la adoración de los Reyes. “Son muchos años representando el Belén Viviente y con mucho esfuerzo y dedicación y gracias a la ayuda de los comercios de Laguna conseguiremos agradar a todo el que lo visite” asegura María del Carmen Castrodeza,organizadora del Belén y presidenta de la Asociación.

 

No falta el frio en cada representación del tradicional Belén Viviente lagunero. Tampoco faltan las castañas ni las rosquillas para todo aquel que, tras la actuación, decida acercarse a los puestos de los protagonistas y recorrer el Belén. 

 

Además del tradicional belén viviente, se ha hecho una adaptación para que los niños adquieran protagonismo. El 27 de diciembre  y el 3 de enero, a las 13.00 horas, se representará el Belén infantil para los más pequeños.