Lactalis mantiene su intención de cerrar Lauki en Valladolid tras la reunión con Herrera

Los trabajadores de Lauki, en plena protesta. ELENA TEJEDOR

Una de las pocas posibilidades para evitar el cierre el próximo 30 de junio pasa por la venta de la fábrica, si bien Lactalis sigue sin dar su brazo a torcer.

Sin buenas noticias para la fábrica de Lauki en Valladolid tras la reunión del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con el director de relaciones internacionales de Lactalis, Michel Nalet. Y es que esta ha hecho ver que se mantiene firme en su idea de echar el cierre el próximo 30 de junio a la industria, a pesar del encuentro que ha tenido lugar este jueves.

 

Así lo ha hecho ver la consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos, en declaraciones a los medios de comunicación, si bien se ha dejado una puerta a la esperanza abierta. "La posición de la empresa es muy cerrada  pero al menos hemos conseguido abrir una vía de diálogo".

 

Marcos quiso dejar patente que la dirección del grupo francés, con quien en todo caso se mantendrán nuevos encuentros, ya no niega completamente la posibilidad de vender Lauki a otra empresa, un rayo de luz sobre un tema que en todo caso está lejos de un acuerdo satisfactorio.

 

Por otra parte, Lactalis ha hecho ver que la posibilidad de un ERE es “lo más positivo” para los 85 trabajadores de la factoria, a lo que la representación de la Junta de Castilla y León respondió con lo acordado con el Comité de Empresa, es decir, que Lauki sigue siendo rentable y que no hay necesidad de cerrar. De ahí la posibilidad de que pueda surgir un comprador, pero por ahora habrá que esperar.

Noticias relacionadas