La Virgen de San Lorenzo lucirá su mejor manto de flores este domingo

De izquierda a derecha, el presidente de la Hermandad de Floristas, Leopoldo Adiego, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el presidente del Gremio, Miguel Ángel Carpintero. BORIS GARCÍA

El Gremio de Floristas, en colaboración con el Ayuntamiento de Valladolid, pretende establecer esta costumbre vigente en otras ciudades gracias a la colaboración ciudadana con ramos de tres y seis euros.

Son muchos los ‘enamorados’ de la Virgen de San Lorenzo en Valladolid, sobre todo cuando, después de un caluroso mes de agosto, esta llega para amenizar la ciudad con sus Fiestas. Pues bien, para este año la patrona vestirá sus mejores galas antes del comienzo de los nombrados festejos gracias al Gremio y a la Hermandad de Floristas, que en cooperación con el Ayuntamiento han decidido crear un precioso manto conformado por cientos de ramos para este domingo, 31 de agosto, en un acto que tendrá lugar durante todo el día en el atrio de la iglesia de San Lorenzo.

 

Y es que el objetivo tanto del Gremio como del Consistorio es, a partir de esta ocasión, instaurar en Valladolid una tradición que ya existe en otras ciudades españolas como Zaragoza o Valencia. “Yo he tenido la ocasión de estar presente en Valencia y es algo llamativo”, explicaba el alcalde Javier León de la Riva, acompañado de los presidentes de la Hermandad y el Gremio de Floristas, Leopoldo Adiego y Miguel Ángel Carpintero.

 

De esta manera, todo vallisoletano –o foráneo- que lo desee podrá este domingo acercarse al atrio de la iglesia con el nombre de la Virgen, en horario de 10.00 a 20.00 horas para poner su aportación en forma de ramo para ‘tejer’ así el nombrado manto.

 

Habrá dos tipos de ramos, ambos formados de margaritas blancas y claveles naranjas, “a los módicos precios de tres y seis euros”, como siguió explicando De la Riva.

 

“La idea es que la ciudad arrope a la patrona, que cree un bonito manto a partir de las flores”, tomó la palabra el presidente del Gremio, Miguel Ángel Carpintero. “Hay que fijarse en lo que vemos en otras ciudades, una bonita forma de honrar a nuestra patrona”, dijo, antes de confirmar que los ramos podrán adquirirse en las floristerías más importantes de Valladolid, “especialmente en aquellas adscritas al Gremio”, aunque la idea es que para el próximo año puedan participar todas.

 

Leopoldo Adiego, de la Hermandad de Floristas, se mostró ilusionado por lo que podría acabar siendo una tradición, o al menos eso es lo que se espera. “Yo soy de Zaragoza y sé bien lo que es una ofrenda floral de estas magnitudes, pero lo cierto es que allí nació hace unos cincuenta o cincuenta y cinco años y hoy día es algo imprescindible. A ver si aquí lo conseguimos también”, concluyó. Además, el 8 de septiembre los floristas pondrán el color a la fachada de la misma iglesia con "cerca de 1.600 ramos", por la celebración de la patrona.